Uñas COVID, qué indican y por qué aparecen

Algunas personas que han pasado el COVID-19 han experimentado cambios en sus uñas, como la aparición de líneas o surcos. Te contamos qué son las conocidas como uñas COVID, por qué aparecen, y si hay que preocuparse.
Uñas COVID tras pasar el coronavirus

Actualizado: 30 de julio de 2021

El COVID-19 se puede manifestar con síntomas como tos, fiebre, malestar o la pérdida de gusto y olfato, que pueden incluso mantenerse después de superar la enfermedad, lo que se conoce como COVID persistente. Ahora también están surgiendo casos en los que tras el contagio con el virus SARS-CoV-2 se han observado ciertos cambios en las uñas de las manos y de los pies: es lo que se está llamando popularmente uñas COVID.

Las uñas, al igual que ocurre con el pelo, pueden reflejar el estado de salud que se ha tenido en los últimos meses, pues las de las manos crecen de media unos 2 mm al mes. Las personas que han experimentado cambios en ellas asociados a haber pasado el coronavirus han notificado manchas y hendiduras horizontales en la superficie de las uñas al cabo de un mes o dos meses tras la infección.

Las uñas de las manos crecen unos 2 mm al mes y muchos problemas de salud son visibles en ellas, por lo que podría ser el caso también del COVID-19

La Dra. Lourdes Navarro, dermatóloga miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), nos explica que “no hay unos signos clínicos que tengan una evidencia científica aplastante que digan que viendo esto son uñas COVID. Hay una publicación que fue hecha por Bianca Maria Piraccini, que es de la Escuela de Bolonia, que indica que encontraron unas lesiones que solamente se han visto, a día de hoy, en pacientes que han tenido el COVID, que se podría decir que tienen relación, pero todavía no existe mucha evidencia científica”.

Cambios en las uñas asociados al COVID-19

Según explica la experta de la AEDV a Webconsultas, dermatológicamente hablando no se podría hablar de uñas COVID como tal, sino más bien que hay manifestaciones en las uñas como consecuencia del COVID. Estas alteraciones en las uñas después de haber pasado el coronavirus pueden ocurrir también tras cualquier proceso infeccioso importante o en cualquier enfermedad además del COVID-19 y son:

  • Cambios en las uñas asociados al COVID-19: líneas de beau

    Líneas de Beau

    “Son unas líneas transversales que se producen como consecuencia de una detención en el crecimiento de la uña debida a un proceso importante en el organismo”, nos cuenta la Dra. Lourdes Navarro. Estas líneas se presentan como pequeños surcos y cuanto más dure la afectación más ancha será esa banda. Las líneas de Beau pueden aparecer, además de por el COVID-19, por enfermedades como la neumonía o la enfermedad mano, pie y boca, y se deben a que “el cuerpo es sabio y prefiere centrar toda su funcionalidad en los órganos vitales, que no en los secundarios, como en las uñas o en el pelo”.

    Un estudio publicado en el Canadian Medical Association Journal es uno de los pocos que hay sobre líneas de Beau y SARS-CoV-2. En él se analizó el caso de un hombre que tenía surcos en las uñas a 5 mm del empiece de la uña y que se relacionó con un diagnóstico de COVID-19 tres meses y medio antes.

  • Cambios en las uñas asociados al COVID-19: Onicomadesis

    Onicomadesis

    Es como las líneas de Beau, pero de mucho mayor tamaño. En este caso es tan larga la detención en el crecimiento de la uña que puede llegar incluso a desprenderse parcial o totalmente.

  • Cambios en las uñas asociados al COVID-19: Leuconiquia

    Leuconiquia

    Se trata de las típicas manchas blancas que se ven a veces en las uñas y que pueden surgir por pequeños traumatismos o por procesos infecciosos, y no por falta de calcio, o porque te vayan a regalar algo, como se suele decir popularmente.

Todos los cambios anteriores no son específicos del COVID-19, sino que también se han observado en otros pacientes con patologías distintas. No obstante, la Dra. Navarro nos ha hablado de unas manifestaciones que, según dos publicaciones, solo se han visto en personas infectadas con el SARS-CoV-2 que son:

  • Cambios en las uñas asociados al COVID-19: media luna roja

    Media luna roja

    En la lúnula, la parte blanca semicircular del comienzo de la uña, aparecen unas bandas de color rojo que la bordean y que se da en todas las uñas. Esto se ha visto en un grupo pequeño de pacientes con COVID-19 y se cree que tiene relación porque una de las manifestaciones más frecuentes de esta enfermedad en la piel son las lesiones tipo pernio, es decir, sabañones. Esto podría ocurrir porque el virus llega a la zona distal, a los capilares más superficiales de la piel y los tapona, produciendo este tipo de lesiones rojas.

    Una investigación publicada en el International Journal of Dermatology analizó el caso de una mujer de 37 años con COVID que presentó una inusual banda rojo-violeta por encima de la lúnula ungueal. Este cambio en las uñas fue indoloro y duró una semana; después volvió gradualmente a su estado natural. Todavía no se sabe más, pues no se pudieron hacer biopsias por la complejidad y los posibles efectos estéticos permanentes.

  • Cambios en las uñas asociados al COVID-19: líneas anaranjadas transversales

    Líneas transversas anaranjadas y color general más morado

    En pacientes en la fase aguda de la enfermedad se han visualizado líneas parecidas a las anteriores, pero de color más naranja y un color del lecho ungueal –todo el fondo de la uña– de color blanco rojizo, mientras que en pacientes sanos el tono suele ser rosado.

¿Existe tratamiento para las uñas COVID?

Todos estos cambios en las uñas, aunque puedan llamar la atención, solo suponen un problema estético del que no habría que preocuparse. Además, no requiere de ningún tipo de tratamiento, pues bastará con que se dejen crecer las uñas o pasar el tiempo para que sus efectos desaparezcan.

La Dra. Navarro nos advierte que si la afectación por el COVID-19 se prolongase mucho, por ejemplo, el crecimiento de la uña estaría parado tanto tiempo que ésta podría desprenderse, pero luego volvería a crecer con normalidad. Eso sí, si ves que el problema persiste, te duele, o tienes algún otro síntoma, lo mejor es que consultes con un dermatólogo.

A falta de más estudios científicos que analicen de manera más precisa y con una muestra más grande de afectados estos cambios que se podrían producir tras pasar la enfermedad causante de esta pandemia, se puede decir que es poca la evidencia que existe sobre las popularmente llamadas uñas COVID, por lo que todavía no se pueden sacar conclusiones precipitadas al respecto.

Creado: 27 de julio de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD