Sindactilia, la malformación que ocultó Almudena Cid

La gimnasta Almudena Cid ha reconocido que tiene sindactilia, un trastorno en el que dos o más dedos de las manos o de los pies se unen mediante la piel o, en casos extremos, por huesos o cartílagos. Te contamos sus causas y tratamiento.
Pie con Sindactilia

Actualizado: 19 de noviembre de 2022

La gimnasta rítmica Almudena Cid, la única en completar cuatro finales olímpicas, ha contado en su cuenta de Instagram que padece sindactilia, un trastorno en el que dos o más dedos de las manos o de los pies se unen mediante piel, cartílagos, o incluso hueso. Esta malformación puede ser llamativa estéticamente, pero lo más importante es que solo en algunos pacientes puede causar problemas funcionales o estar asociado a problemas mayores.

PUBLICIDAD

La sindactilia es una deformidad congénita que aparece por una alteración en la apoptosis, el proceso por el que el cuerpo se deshace de las células innecesarias o anormales durante el embarazo, concretamente entre la sexta y la octava semana de gestación que es cuando los dedos se separan. Se estima que este problema afectaría a uno de cada 2.000 bebés nacidos y, entre los casos que se han documentado, la unión es más frecuente entre el segundo y el tercer dedo.

Sindactilia en una mano

Al parecer, la evidencia científica que hay sobre la sindactilia indica que tiene un carácter hereditario. Según el Boston Children’s Hospital (EE.UU.) entre el 10% y el 40% de los niños con este trastorno lo heredan de sus padres. Aun así, también se ha asociado a enfermedades como el síndrome de Down, el síndrome de Apert, el síndrome de Carpenter, el síndrome de anillo constrictivo o el síndrome de Poland, entre otros.

La sindactilia es un trastorno que en la mayoría de los casos no supone ningún problema funcional ni sintomático, sino que es un problema estético que tiende a ocultarse

Según nos explica el Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz, especialista en traumatología y cirugía ortopédica, “la sindactilia se caracteriza porque los dedos de los pies o los de las manos están como fusionados y conectados entre sí. Además, puede afectar a un lado, es decir, a un pie o una mano, unilateral, o a ambas extremidades, siendo bilateral”.

PUBLICIDAD

La sindactilia es un trastorno que en la mayoría de los casos no supone ningún problema funcional ni sintomático en el paciente, sino que más bien es un problema estético que tiende a ocultarse. En algunos casos, especialmente en las manos, puede llegar a dificultar las tareas minuciosas.

Tipos de sindactilia y diagnóstico

Este problema parece ser una enfermedad congénita que se puede transmitir de padres a hijos, nos explica el Dr. Fahandezh-Saddi. Por otro lado, nos cuenta que existen varios tipos de sindactilia, en función del nivel de unión y de las estructuras implicadas en ella. Así, se puede diferenciar entre sindactilia incompleta y completa, y sindactilia simple y compleja:

  • Sindactilia incompleta: los dedos no llegan a unirse por completo, sino que solo una parte de ellos se fusiona.

    PUBLICIDAD

  • Sindactilia completa: es cuando dos o más dedos están unidos por completo, desde el inicio hasta la parte más extrema.
  • Sindactilia simple: la fusión de las falanges es por tejidos blandos, como la piel.
  • Sindactilia compleja: en ella la unión de los dedos, además de por los tejidos blandos, también aparece mediante los huesos.
Ilustración tipos de sindactilia

La sindactilia se puede llegar a diagnosticar en una ecografía durante el embarazo, aunque es más común que se observe una vez que el bebé ha nacido. Aunque es un trastorno que se puede observar a simple vista, “es importante no solo hacer una exploración física para ver el aspecto de los dedos, sino hacer un estudio radiológico para comprobar si solo afecta a la piel, o también al hueso”, nos aclara el Dr. Fahandezh-Saddi.

PUBLICIDAD

Tratamientos disponibles para la sindactilia

Como hemos dicho anteriormente, la sindactilia es un problema que en la mayoría de los casos es meramente estético, por lo que en muchos casos no se trata. Esto ocurre especialmente en los pies, donde es menos visible y, si no afecta a la función, no es común que se tomen medidas para separar los dedos.

En el caso de los bebés que nacen con los dedos de las manos unidas –ya sean dos, o incluso cuatro–, entra en juego otro factor, que es el cerebral, pues, por ejemplo, si se tienen los cuatro dedos unidos, el cerebro no identificará cada uno de los dedos por separado, sino que interpretará que se trata de uno solo. Eso causa problemas de funcionalidad y se debe intervenir cuanto antes para que el niño pueda desarrollar sus dedos de forma adecuada y consiga integrarlos y moverlos de manera aislada.

PUBLICIDAD

“Cuando tenemos la unión de cuatro dedos, habitualmente se suelen separar dos dedos el primer día y otros dos en otra cirugía, que suele espaciarse unos seis meses. Esto se debe a que como hay un problema cutáneo y los dedos están unidos entre sí, hay que hacer una estrategia quirúrgica para poder cubrir de forma circunferencial el dedo una vez que los separas”, nos explica el Dr. Homid Fahandezh-Saddi.

Por último, concluye que “en las manos hay que operar lo antes posible, a poder ser dentro del primer año de vida. Se trata de una cirugía muy especializada para separar los dedos y que el niño pueda integrar los cinco dedos de su mano de manera totalmente separada y, sobre todo, a nivel cerebral. Es una cirugía con muy buenos resultados en el caso de las simples, y más complicada cuando afecta a la piel y huesos”.

Creado: 11 de octubre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD