PUBLICIDAD

Pitiriasis versicolor
La pitiriasis versicolor es una infección cutánea inofensiva causada por un hongo que forma parte de la microbiota de la piel, que en ciertas condiciones provoca alteraciones de la coloración cutánea. Conoce cómo se soluciona.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Doctora en Medicina, especialista en Medicina Interna y experta en microbiota

Qué es la pitiriasis versicolor

Actualizado: 12 de abril de 2019

La pitiriasis versicolor, también llamada tiña versicolor, es una infección fúngica superficial de la piel. Este nombre lo instauró Robert Willan a principios del siglo XIX, aunque fue a mediados de ese siglo cuando se describió la causa fúngica de este cuadro. A finales de ese siglo Baillon creó el género de hongos Malassezia en honor al histólogo francés Louis Charles Malassez, quien había señalado que la pitiriasis se producía por levaduras.

Más allá del problema estético que pueda suponer, habitualmente no produce síntomas. Se manifiesta por la aparición de manchas de diverso tamaño con cambios de coloración. Por eso se llama ‘versicolor’, ya que se puede acompañar de colores muy diversos en las lesiones que produce. Es muy frecuente que la pitiriasis versicolor sea recurrente y se repita el cuadro a pesar de realizar un tratamiento eficaz.

La pitiriasis versicolor puede afectar a personas de cualquier edad, aunque es más frecuente en niños y adolescentes. Esto sucede probablemente en relación con el aumento de la producción de sebo por la piel, al tratarse de un hongo de los llamados lipófilos, es decir, que se alimenta de lípidos (grasa). También es más frecuente en los adolescentes y los adultos jóvenes que son físicamente activos.

El hongo que produce la pitiriasis versicolor, la Malassezia, crece sobre todo en condiciones húmedas y cálidas, por lo que la tiña versicolor es más frecuente en los climas húmedos y tropicales. Así, en los países del norte de Europa se describe una afectación del 0.5-1% de la población. En cambio, en los países tropicales, la mitad de la población puede tener esta infección micótica de la piel.

Hay múltiples tratamientos tópicos propuestos para la pitiriasis versicolor, desde antifúngicos hasta otros que tienen un efecto de eliminación de la capa cutánea infectada. En raras ocasiones es necesario recurrir a tratamientos por vía oral. Realmente, la pitiriasis versicolor no es un problema grave de salud. A menudo lo más importante puede ser distinguirla de otros procesos dermatológicos que tengan lesiones similares, para actuar en consecuencia y poder solucionarlo cuanto antes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD