PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Un alto nivel de estrés acelera el deterioro cognitivo

Un nuevo estudio en ratas revela que sufrir altos niveles de estrés puede producir alteraciones estructurales en el cerebro y un déficit de memoria a corto plazo, y acelerar el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.
Hombre estresado

Sufrir estrés puede acelerar el deterioro cognitivo asociado a la edad.

01 de Julio de 2014

Un nuevo estudio ha comprobado que experimentar altos niveles de estrés puede acelerar el deterioro cognitivo asociado a la edad. En la investigación, que se ha publicado en Journal of Neuroscience, se observó que las ratas de avanzada edad que presentaban niveles elevados de la hormona del estrés –la corticosterona– mostraban alteraciones estructurales en el cerebro y un déficit de memoria a corto plazo.

La mayoría de las personas experimentamos un progresivo deterioro cognitivo a medida que envejecemos; sin embargo, la intensidad y la rapidez con que se producen estos cambios en el cerebro varían significativamente de unos individuos a otros, y los científicos están investigando cuáles son los factores que intervienen en estas diferencias.

La forma en que el organismo responde al estrés podría ser uno de esos factores que influyen en el envejecimiento del cerebro; ya que diversos estudios realizados con animales han asociado los niveles elevados de corticosterona –la hormona del estrés similar al cortisol humano– con una reducción estructural y funcional asociada a la edad en el hipocampo, una zona del cerebro fundamental en la memoria a largo plazo.

Las ratas mayores con altos niveles de la hormona del estrés tenían menos conexiones entre las células de la corteza prefrontal que las ratas de su misma edad con niveles menores de la hormona

Los investigadores midieron la cantidad de la hormona del estrés presente en la sangre de ratas jóvenes y viejas y analizaron las células en la corteza prefrontal, una región del cerebro relacionada con la memoria a corto plazo. Observaron que en las ratas jóvenes, las células de la corteza prefrontal eran similares con independencia de los niveles de hormona del estrés que tuvieran. Sin embargo, las ratas mayores con altos niveles de la hormona del estrés tenían menos conexiones entre las células de la corteza prefrontal que las ratas mayores con niveles menores de la hormona.

Los animales de edad avanzada que tenían más elevado el nivel de hormona del estrés presentaban una disminución del 20% en la densidad de las espinas dendríticas, unas protuberancias que tienen las neuronas que contactan con otras células para formar conexiones, en comparación con ratas de la misma edad con menor nivel de estrés. Y al realizar una prueba en la que tenían que encontrar el camino que llevaba a una recompensa de comida las ratas mayores con más corticosterona también cometieron más errores.

Los autores del estudio concluyen que aunque no se trate del único factor que influya en el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento, los resultados muestran que las hormonas del estrés pueden tener un efecto mucho mayor del que se pensaba sobre el cerebro.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'