PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Comer pescado graso en el embarazo ayuda a prevenir la esquizofrenia

Consumir suficiente DHA –un ácido graso esencial presente en pescados como el salmón o la sardina– durante el embarazo puede proteger contra la esquizofrenia a los descendientes, según un nuevo estudio.
Comer pescado graso en el embarazo ayuda a prevenir la esquizofrenia

El DHA es un ácido graso que se encuentra en alimentos como el salmón o la sardina.

18 de Septiembre de 2017

Las hembras de ratón a las que se priva de un ácido graso esencial, llamado ácido docosahexaenoico (DHA), durante el embarazo, son más propensas a que sus crías muestren síntomas similares a los de la esquizofrenia al llegar a adultas, según ha concluido un nuevo estudio publicado en la revista Nature, y llevado a cabo por investigadores en Japón.

El DHA es un ácido graso denominado ‘esencial’, es decir, se trata de un componente que nuestro cuerpo no puede producir por sí solo, sino que lo debe obtener desde los alimentos. Hoy se sabe que este ácido graso, del que pescados como el salmón o la sardina son buenas fuentes, desempeña un papel primordial en el desarrollo del cerebro.

En ese sentido, estudios previos llevados a cabo en roedores ya habían observado que las ratas privadas de DHA presentaban una reducción de su capacidad de aprendizaje y memoria que afectaba a hasta dos generaciones. Así lo reflejó un estudio del año 2000 llevado a cabo por un grupo multidisciplinar estadounidense. Mientras que otra investigación, realizada en este caso por investigadores del Departamento de Ciencias Fisiológicas de la Universidad de California, demostró que los suplementos dietéticos enriquecidos con omega-3 podían mejorar en las ratas la capacidad de aprendizaje deteriorada después de una lesión cerebral traumática.

Déficit de DHA en el embarazo y deterioro cognitivo en la descendencia

Para llevar a cabo el reciente estudio, los científicos dividieron a los ratones en dos grupos, uno compuesto por roedores alimentados con una dieta rica en DHA, y otro con una alimentación que carecía de ácidos grasos esenciales. Ambas dietas se implementaron desde antes de la concepción hasta el destete de la descendencia.

Los ratones nacidos de madres alimentadas con una dieta que excluía ácidos grasos DHA mostraron síntomas similares a los de la esquizofrenia

Al analizar los resultados, se observó que los ratones nacidos de madres alimentadas con una dieta que excluía DHA tenían un rendimiento significativamente menor en la gama de pruebas a las que fueron sometidos, mostrando síntomas similares a los de la esquizofrenia, que incluían deterioro de la función cognitiva y motivación reducida. Estos síntomas son característicos de la etapa temprana del trastorno, lo que llevó a los autores del estudio a sugerir que conseguir suficiente DHA durante el embarazo podría proteger a la descendencia contra la esquizofrenia.

Epigenética y esquizofrenia

La epigenética estudia los factores y variables que, sin corresponder a los genes, tienen capacidad para interaccionar con estos, modificando la forma en que los genes funcionan o se expresan sin cambiar nuestro ADN. Uno de esos factores es la dieta, cuyos mecanismos subyacentes y su efecto en los genes son todavía poco conocidos.

El reciente estudio publicado en la revista Nature incide en ese aspecto, al corroborar que los niveles adecuados de DHA en la dieta materna protegen la función génica normal, que a su vez actuaría de elemento protector contra la expresión de genes asociados con la esquizofrenia. En última instancia, y dado que las modificaciones epigenéticas de los genes también pueden transmitirse a las siguientes generaciones, este estudio proporciona más pruebas sobre la importancia de una nutrición materna adecuada ya no solo para los hijos, sino también para las generaciones futuras de nietos y bisnietos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'