PUBLICIDAD

Bebés y niños
Ictericia en el recién nacido
La ictericia es la coloración amarillenta de piel y mucosas debida al aumento de los niveles de bilirrubina en la sangre. Los casos graves pueden requerir hospitalización para evitar daños en el sistema nervioso del bebé.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Qué es la ictericia del recién nacido

Ictericia en el recién nacido

La mayoría de los casos de ictericia son leves, pero si los niveles de bilirrubina en sangre son muy elevados el sistema nervioso del bebé se puede dañar.

Llamamos ictericia a la coloración amarillenta que aparece en la piel y las mucosas cuando hay un incremento de los niveles en sangre de una sustancia llamada bilirrubina. Se observa a simple vista, o bien presionando ligeramente la piel. La hiperbilirrubinemia neonatal, como se conoce médicamente, es un trastorno muy frecuente en los recién nacidos, ya que hasta un 60% de los bebés la presentan en mayor o menor grado durante los primeros días de vida. La mayoría de los casos son leves y se solucionan con exposición a la luz solar, pero cuando los niveles de bilirrubina son muy altos se requiere hospitalización, ya que un exceso de esta sustancia puede afectar al sistema nervioso del recién nacido, produciendo convulsiones en los casos más severos.

La ictericia se observa en primer lugar en la cara y luego progresa en dirección descendente hacia el tronco y extremidades. Cuanto más cerca esté el nivel de ictericia de los pies, mayor será el valor de bilirrubina en sangre y, por tanto, será un cuadro más grave.

La bilirrubina es una sustancia que procede de la degradación de los glóbulos rojos y todos tenemos una mínima cantidad de esta sustancia en la sangre. En condiciones normales el hígado actúa como filtro y se encarga de absorber el exceso de la misma; sin embargo, en algunos recién nacidos el hígado es todavía inmaduro y no puede filtrarla de forma correcta, por lo que el nivel en sangre aumenta, dando el color amarillento característico a la piel.

Se distinguen dos grandes grupos de ictericia:

  • Ictericia fisiológica o ‘normal’ (afecta al 60% de recién nacidos): es la más habitual y la que aparece en el recién nacido a término. Se caracteriza por manifestarse a partir del segundo día de vida y los valores de bilirrubina en sangre están por debajo de 15 mg/dL.
  • Ictericia patológica (6% de recién nacidos): será preocupante cuando se inicia en las primeras 24 horas, se acompañe de otros síntomas, los niveles de bilirrubina superen los límites de la que se considera fisiológica (que deben ser como hemos dicho inferiores a 15 mg/dL), o dure más de una semana en el recién nacido a término (excepto si se alimenta con lactancia materna, pudiendo durar dos semanas o más). 

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

32
millones de niños padecen pérdidas de audición que les causan algún tipo de discapacidad
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''