Bronquiolitis aguda
La bronquiolitis aguda es una inflamación de los bronquiolos, de origen infeccioso, que produce dificultad respiratoria con sibilancias en niños menores de dos años de edad. Descubre sus síntomas y cómo tratarla.

Bronquiolitis aguda, qué es y causas

Actualizado: 16 de septiembre de 2020

La bronquiolitis aguda es una inflamación de los bronquiolos (parte final de la vía respiratoria), de origen infeccioso, que produce dificultad respiratoria con sibilancias (ruidos respiratorios) en niños menores de dos años de edad.

Causas de la bronquiolitis aguda

El virus respiratorio sincitial (VRS) es el agente causal más frecuente (más de la mitad de los casos) de la bronquiolitis aguda. El resto de los casos son producidos por otros virus, como Adenovirus o virus Parainfluenzae. En los adultos, la infección por VRS provoca síntomas leves pero, en un bebé, puede llegar a ser grave, e incluso requerir su ingreso en un hospital.

El origen de la infección suele ser un familiar (niño o adulto) que padece un catarro de vías altas. La transmisión se produce por vía respiratoria, cuando el niño inhala aire contaminado con las gotitas de saliva infectadas, o por contacto directo con las secreciones nasales, por lo que es importantísimo mantener una  buena higiene y lavarse las manos siempre antes de tocar a un bebé.

Bronquiolitis aguda, tratamiento

La incidencia máxima se da durante los meses de invierno y primavera, y afecta sobre todo a bebés de entre tres y seis meses. De hecho, se calcula que entorno a un 20% de los niños sufrirá un episodio de bronquiolitis durante su primer año de vida. En España se dan aproximadamentre 100.000 episodios anuales de bronquiolitis en menores de 2 años, siendo la principal causa de hospitalización en pediatría. De ellos, entre un 15-20% requieren ser hospitalizados.

Cómo se produce el contagio de bronquiolitis aguda

Durante una infección por VRS se produce una obstrucción de los bronquiolos causada por edema (hinchazón), acúmulo de moco y restos celulares, lo que disminuye el tamaño de la vía aérea y aumenta la resistencia al paso de aire. Se desarrolla entonces una hipoxemia progresiva (falta de oxígeno en la sangre).

Creado: 5 de octubre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD