PUBLICIDAD

Bebés y niños
Enuresis nocturna
A partir de los cinco años, hacerse pis en la cama es un problema que hay que atajar cuanto antes. Descubre a qué puede deberse la enuresis nocturna y cómo puedes ayudar a tu hijo a solucionar sus problemas con el pipí.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga

Qué es la enuresis nocturna

Enuresis nocturna

La enuresis es la micción, involuntaria o intencionada, que puede ocurrir a cualquier hora del día o de la noche (siendo más frecuente la nocturna), sin que exista una enfermedad previa que lo justifique.

Cuando son pequeños, puede ser normal que los niños se hagán pis en la cama sin ser muy conscientes de ello, pero a partir de cierto momento hay que ponerle remedio, ya que puede tener un motivo que debemos solucionar cuanto antes. La edad a la cual se empieza a considerar un problema es a los cinco años en el caso de las niñas, y a los seis en el de los niños. Estos episodios deben de producirse al menos dos veces por semana durante un tiempo mínimo de tres meses consecutivos para considerarse eniresis nocturna.

Clasificación de la enuresis nocturna

Se puede clasificar la enuresis nocturna según el momento en el que tengan lugar los episodios:

  • Enuresis diurna: en este caso la pérdida involuntaria de orina se produce durante las horas del día. Su prevalencia es inferior a la nocturna. Se da en un 10% de la población infantil con edades comprendidas entre los cuatro y los seis años. Afecta al doble de niñas que de niños (al contrario que la nocturna). Es frecuente en niños con problemas mentales.
  • Enuresis nocturna: la pérdida involuntaria de pipí se produce durante el sueño. Es más frecuente en niños que en niñas. La micción normalmente tiene lugar entre 30 minutos y tres horas después de haberse iniciado el sueño.  
  • Enuresis total: pérdida involuntaria de orina, tanto durante el día como durante la noche.

Lo habitual es que los niños consigan controlar la orina durante el día a partir de los dos o tres años. Sin embargo, pueden tardar bastante más tiempo en lograr el control durante la noche. Se calcula que uno de cada diez no es capaz de hacerlo antes de los seis años de edad.

La enuresis nocturna se puede clasificar también de la siguiente manera:

  • Enuresis primaria: se denomina así cuando el niño no ha llegado a controlar la micción durante un periodo continuado de al menos seis meses. El 80% de las enuresis son de este tipo.
  • Enuresis secundaria: se refiere a los casos en los que ha existido un periodo previo de control de la vejiga, y posteriormente se produce una regresión. Generalmente se trata de un fenómeno transitorio e intermitente, que se soluciona con mayor facilidad.

Actualizado: 26 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD