Virus respiratorio sincitial
El virus respiratorio sincitial es la principal causa de infección del tracto respiratorio inferior en los niños menores de dos años, y se relaciona con bronquiolitis, que puede llegar a ser muy grave en los bebés.

Qué es el virus respiratorio sincitial

Dra. María Teresa Romero Rubio

Por: Dra. María Teresa Romero Rubio

Pediatra en el Hospital de Manises (Valencia)

Actualizado: 24 de junio de 2024

Qué es el VRS y cómo afecta a bebés y niños

El virus respiratorio sincitial (VRS) es la principal causa de infección del tracto respiratorio inferior en los recién nacidos y niños menores de dos años, aunque también puede afectar a niños más mayores e incluso a adultos. Se relaciona especialmente con bronquiolitis, una infección respiratoria que puede ser muy grave en los bebés más pequeños, siendo su causa más común. Los bebés y niños menores de dos años son especialmente vulnerables al VRS debido a su sistema inmunológico inmaduro y vías respiratorias más pequeñas.

PUBLICIDAD

Se trata de un virus que se encuentra presente en todos los países, pero circula en el ambiente en los meses más fríos del año, dando lugar a infecciones respiratorias típicas del invierno: catarros, bronquitis, bronquiolitis (inflamación de los bronquiolos, que puede causar dificultad respiratoria significativa) y neumonías (infección de los pulmones). En algunos casos también puede derivar en apnea, que son episodios breves de suspensión de la respiración, sobre todo en bebés prematuros, o en deshidratación, debido a la dificultad para alimentarse y beber adecuadamente.

El aparato respiratorio es como un árbol: el tronco es la vía aérea principal (la tráquea), que se va dividiendo en ramas cada vez más finas (bronquios y bronquiolos) hasta dar lugar a ramitas pequeñas que terminan en unos sacos llamados alveolos (las hojas del árbol), que es donde se produce el intercambio de los gases durante la respiración, permitiendo así que el oxígeno pase a la sangre.

PUBLICIDAD

En los adultos y niños mayores, la infección por VRS suele dar síntomas catarrales leves, por afectación de vías respiratorias altas: febrícula, mucosidad clara, malestar general y algo de tos, que se resuelven en unos días y sin complicaciones. Si bien puede ser más grave en personas con condiciones médicas subyacentes o sistemas inmunitarios debilitados.

Sin embargo, en los niños menores de dos años, y especialmente en bebés menores de tres meses, aunque también puede manifestarse solo como un catarro leve, hay más riesgo de que el cuadro progrese y afecte a las vías respiratorias inferiores dando lugar a la temida bronquiolitis. De hecho, se estima que el VRS es responsable de aproximadamente el 50-80% de los casos de bronquiolitis. Llamamos bronquiolitis a la primera infección respiratoria en la que hay afectación de la vía respiratoria inferior. La infección por el VRS produce una inflamación de los bronquiolos (de ahí el nombre), y acumulación de moco y, en consecuencia, lo que lleva a la obstrucción del flujo de aire y dificulta la respiración. 

PUBLICIDAD

Por todo ello, la prevención del VRS es clave para reducir la incidencia de bronquiolitis en esta población vulnerable.

Causas del Virus Respiratorio Sincitial (VRS): cómo se contagia

El VRS es un virus de la familia Paramyxoviridae y es altamente contagioso. Se transmite de una persona a otra a través de:

  • Gotas respiratorias: al toser, estornudar o hablar. El virus se disemina a través de gotas respiratorias expulsadas cuando una persona infectada tose o estornuda. Estas gotas pueden ser inhaladas por personas cercanas.
  • Contacto directo: el VRS puede sobrevivir en superficies duras como mesas, manijas de puertas y juguetes por varias horas. Al tocar estas superficies contaminadas y luego tocarse la cara, se puede adquirir la infección. Tocar a una persona infectada o sus secreciones nasales y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca puede transmitir el virus.
  • Contacto cercano: besar, abrazar o compartir utensilios con una persona infectada puede facilitar la transmisión del virus.

PUBLICIDAD

Factores que facilitan su transmisión

  • Entornos confinados: la transmisión es más probable en lugares cerrados y concurridos como guarderías, escuelas y hospitales.
  • Estaciones frías: la incidencia del VRS es mayor en los meses de otoño e invierno, cuando las personas tienden a pasar más tiempo en interiores.
  • Edad: los bebés y niños pequeños tienen un mayor riesgo de infección debido a su sistema inmunológico inmaduro y vías respiratorias más pequeñas.

Creado: 1 de abril de 2014

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD