PUBLICIDAD

Codo de niñera
La pronación dolorosa del codo en los niños, comúnmente llamada codo de niñera, se produce cuando el radio del antebrazo se sale de su lugar habitual. Descubre a qué se debe y las maniobras para corregirlo y devolverlo a su sitio.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Qué es el codo de niñera: causas, síntomas y diagnóstico

El nombre científico del “codo de niñera” es la subluxación de la cabeza del radio en la articulación del codo del niño. En el codo convergen tres huesos: el del brazo (húmero) y los dos huesos del antebrazo (cúbito y radio). Cuando por un movimiento de tracción, la cabeza del radio se sale de su lugar habitual de inserción en la articulación del codo, este no es capaz de realizar su movimiento normal y el niño queda con el brazo inmóvil a lo largo del cuerpo, o bien con el antebrazo en flexión de 90º (se lo coge con el otro brazo para evitar el dolor) y pronación (con la palma de la mano hacia dentro).

Es una lesión muy frecuente en preescolares (niños de 2-3 años hasta los 5-6 años), que son los que normalmente van de la mano de un adulto (o una niñera) durante un paseo. En mayores de 7 años es menos común. Se puede producir de varias formas: cuando el niño no quiere caminar y se le tira del brazo sin intención de hacerle daño para ayudarle, o bien al tropezar se le da un tirón para evitar que caiga, al cogerlo de ambos brazos para elevarlo por el aire jugando como si se tratara de un columpio… De ahí que a esta pronación dolorosa del codo se la conozca popularmente como ‘codo de niñera’. Aunque también puede ser el propio pequeño el que se lo provoque tras algún movimiento en falso o caída mientras juega en colchonetas o castillos inflables.

Debido al mecanismo por el que se produce, el codo izquierdo suele afectarse en más ocasiones que el derecho. También se ha observado que es más frecuente en niños que en niñas. Su diagnóstico y tratamiento son sencillos; con una adecuada maniobra de reducción, el codo vuelve al sitio sin problemas.

Causas y síntomas de la subluxación de la cabeza del radio en niños

Los ligamentos de las articulaciones de los niños son muchos más laxos que en el adulto, por lo que es más sencillo que ante movimientos de tracción los huesos puedan deslizarse entre los ligamentos y salirse de su sitio.

Codo de niñera

En el codo, la cabeza del radio y el cúbito están rodeados por un ligamento (ligamento anular), en forma circular, que los mantiene en su sitio. Cuando se estando el brazo en extensión, se produce una tracción en sentido longitudinal (el típico tirón), cogiendo al niño por la muñeca y tirando hacia arriba, la cabeza del radio de puede deslizar y colarse entre las bandas del ligamento anular, saliéndose de su sitio. A ese movimiento de deslizamiento se le conoce como subluxación.

Cuando la lesión se produce, puede incluso notarse un crujido, que coincide con el momento en el que el radio sale de su sitio habitual. El niño comenzará a llorar y no podrá mover el brazo. Es muy frecuente que el dolor pase rápidamente y deje de llorar, aunque mantendrá el brazo inmóvil, ya que la movilización del mismo le es dolorosa. Los padres se angustiarán al ver que “no mueve el brazo”: lo mantiene pegado a su cuerpo, ligeramente flexionado y, en algunos casos, lo sostiene con su otro brazo. El antebrazo, por su parte, queda con la palma de la mano volteada hacia adentro y atrás (en pronación).

Cómo se diagnostica el codo de niñera

Aunque los padres se angustian mucho cuando ven que el niño no puede mover al brazo y acuden rápidamente a Urgencias, el diagnóstico del codo de niñera es sencillo de realizar. Para ello no se necesitan radiografías ni pruebas complementarias: únicamente con una buena historia clínica (el antecedente claro del tirón por parte del adulto) y una exploración cuidadosa del brazo del niño será suficiente para identificar el problema.

Diagnóstico del codo de niñera

Sin embargo, como esta lesión ocurre en niños pequeños que no son aún capaces de focalizar bien el dolor ni explicar exactamente qué les ha ocurrido, en ocasiones puede haber dudas sobre si la lesión se ha producido en el codo o en la muñeca. Sobre todo por que es una lesión que no deja visible ninguna deformidad ni hinchazón en la zona del codo. Lo más habitual es que se realice la maniobra de reducción (o despronación) y si ésta no es efectiva y el niño sigue sin mover el brazo, se puede realizar una radiografía para descartar otra lesión más importante.

El diagnóstico y el tratamiento de la subluxación de la cabeza del radio se llevarán a cabo en la práctica totalidad de los casos por parte del pediatra. Solamente en los casos más dudosos o sin respuesta a la maniobra de despronación se requerirá la intervención del traumatólogo.

Actualizado: 19 de Julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD