Embarazo
Octavo mes de embarazo
En el octavo mes de embarazo estarás más cansada y puedes tener contracciones frecuentes. Los órganos de tu bebé están ya bastante desarrollados, por lo que podría sobrevivir sin secuelas a un parto prematuro.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Semana 35 de embarazo

En la semana 35 de embarazo es normal que se pueda adelantar el parto, ya que tanto el bebé como la mamá están preparados para ello, aunque es mejor que el bebé continúe desarrollándose en el vientre materno

El bebé

La única tarea que le resta al bebé es crecer y crecer. Mide ya 47 centímetros y pesa unos 2700 gramos.

Su cabeza comienza a encajarse en la pelvis de la madre. Para ello, coloca su cabeza de lado y el cuello ligeramente flexionado, como encogido. Así estará preparado para cuando comience el parto, y avanzará fácilmente a través de la pelvis. Sin embargo, en las mamás que ya han tenido algún embarazo antes, la cabeza del bebé no se encajará en la pelvis hasta unas semanas más tarde. Esto ocurre porque el bebé tiene más espacio en los úteros que han albergado a otros bebés previamente.

Todo su cuerpo está cubierto por una grasilla blanca, que se mantiene después del parto, y que facilita que se deslice entre los huesos y músculos de la madre durante el nacimiento.

La mamá

Las contracciones ocurren con mayor frecuencia, sin que esto signifique que el momento del parto está más o menos próximo. De todas formas, si son muy frecuentes, duran mucho o, simplemente, hacen dudar a la mamá, es bueno que acuda a su médico para que le informe y explore si es necesario.

El cuerpo comienza a prepararse para el parto. Por eso, el cuello del útero empieza a dilatarse y a acortarse para que, llegado el momento, el bebé pueda salir por él. Además, las articulaciones de la pelvis ganan elasticidad. Es un buen momento para practicar movimientos pélvicos de balanceo y otros ejercicios que enseñan en las clases de parto.

No es tan raro que el parto se adelante a estas fechas, así que es mejor empezar a preparar la casa para la llegada del bebé.

Pruebas en la semana 35 de embarazo

A partir de la semana 35 de embarazo, las consultas con el obstetra serán cada 1 ó 3 semanas. En ellas, el médico valorará la dilatación y acortamiento del cuello del útero mediante la exploración y la ecografía. Cualquier signo que haga sospechar la aparición de otras enfermedades en la mamá deberá ser valorado, para evitar problemas en el parto o que afecten directamente la salud del bebé.

Entrevista con el experto

Dr. Tirso Pérez Medina

Dr. Pérez Medina, experto en ginecología y obstetricia del Hospital Puerta de Hierro

“La inducción del parto ha de realizarse exclusivamente por criterios médicos, en el caso de que existan enfermedades que amenacen la salud de la madre o la salud del feto”

Dr. Tirso Pérez Medina

Jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid

Salud en cifras

80
millones de parejas en el mundo tienen problemas de fertilidad
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'