PUBLICIDAD

Embarazo
Parche transdérmico anticonceptivo
El parche transdérmico es un método anticonceptivo hormonal femenino relativamente nuevo, es fácil de usar, libera las hormonas al torrente sanguíneo sin que te des cuenta, y tiene una alta efectividad.
Escrito por Antonia González Fernández, Bióloga, Naturópata y Coach experta en fertilidad y Medicina Reproductiva

Parche transdérmico anticonceptivo

El parche transdérmico es un método anticonceptivo hormonal femenino relativamente nuevo para la mujer. Se trata de un pequeño adhesivo cuadrado, de unos 4 cm de largo y 4 cm de ancho, que al aplicarlo en la piel segrega hormonas desde la epidermis hasta el torrente sanguíneo. Estas hormonas que se vierten hacia la sangre son una combinación de estrógenos y progesterona, y realizan diferentes cambios en la mujer y su sistema hormonal con el fin de que no se produzca el embarazo.

El más importante de los cambios es que anula completamente la ovulación espontánea, impidiendo así que salga el óvulo del ovario. Lo que genera, a su vez, cambios fisiológicos en la capa del útero, donde se deposita el embrión, haciendo imposible el embarazo. Además, estos cambios hormonales hacen que el moco cervical varíe y sea menos fértil, haciendo más difícil el paso de los espermatozoides.

Cómo y dónde se pone el parche anticonceptivo

El parche transdérmico anticonceptivo se pega sobre la piel, puede ponerse en cualquier parte del cuerpo, excepto en el pecho. Pero las zonas donde normalmente se lo ponen las mujeres, por su comodidad, son en las nalgas, brazos, espalda o abdomen.

Abre con precaución el envoltorio del parche, sácalo de su funda, despega la mitad de la película de plástico del parche con cuidado de no tocar la parte adhesiva y colócala en la zona donde deseas llevarlo. Desprende la otra mitad del plástico y presiona el parche con firmeza durante unos segundos para que quede bien adherido. No está de más comprobar a diario que sigue bien pegado a la piel.

La parte del cuerpo donde lo coloques deberá estar antes seca y limpia para que no se despegue (truco: antes de poner el parche, limpiar la piel con una gasa y alcohol), por lo que además deberás evitar utilizar maquillaje, lociones aceitosas o productos similares en la porción de piel donde quieres ponerte el parche, para que pueda adherirse sin problemas. También es recomendable que no exista vello en la zona donde se deposita el parche, para que haga el efecto correcto.

Guarda siempre los parches cerrados, en un lugar a temperatura ambiente donde no le de el sol.

Recuerda que una vez que lo cambies no debes tirarlo por el water, mételo en una bolsa y deshazte de él en el cubo de la basura.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dra. France Donnay, experta en salud materna

Dra. France Donnay, consultora de la OMS o Médicos Sin Fronteras en salud materna en países en vías de desarrollo.

Dra. France Donnay

Consultora y coach en salud materna
“El cambio más importante que se ha producido en la mejora de la salud materna en los últimos diez años ha sido desplazar los partos desde los hogares y las pequeñas clínicas a los grandes hospitales”

Salud en cifras

70%
de las mujeres en edad reproductiva no se alimenta de forma adecuada
Fuente: 'Clínica Ginefiv'

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD