Raquel Graña

Psicóloga y sexóloga autora de 'Sex On', y creadora del canal de YouTube 'Intimas conexiones con Raquel Graña'
La sexóloga Raquel Graña, creadora del canal de YouTube 'Íntimas Conexiones', nos desvela las dudas más habituales de los adolescentes sobre el sexo y las claves sobre su educación sexual, que aborda en su libro 'Sex On'.
Entrevista a Raquel Graña
“Debido a la influencia del porno, los jóvenes no solo no tienen miedos sobre el sexo, sino que se sienten seguros y creen que saben hacerlo todo”
Escrito por: Adrián Cordellat

13/08/2020

La psicóloga y sexóloga Raquel Graña acumula más de 650.000 seguidores en sus redes sociales. Gran parte de ese éxito se debe a su canal de YouTube Íntimas Conexiones con Raquel Graña, que con más de 600.000 suscriptores es un punto de encuentro en el que muchas personas (especialmente adolescentes) buscan información contrastada sobre sexualidad. A esos adolescentes y a su educación sexual va dedicado su primera obra, Sex On (Vergara, 2020), en el que Graña ha roto con el modelo tradicional de estos libros de autoayuda, apostando por un formato novela cuya historia le sirve para ir introduciendo dudas habituales sobre sexualidad, así como consejos y soluciones a las mismas. “Quería que mis seguidores pudieran empatizar completamente con los protagonistas, y qué mejor forma para ello que hablar en primera persona, como si fuera una novela”, explica a Webconsultas. La sexóloga confiesa que uno de los problemas más habituales entre los chicos y chicas adolescentes es sufrir ansiedad por estar anticipando continuamente qué pasará llegado el momento de mantener una relación sexual. La solución, para Graña, es fácil: “poner más foco en que haya una buena comunicación, confianza y respeto con la otra persona, que en las técnicas prácticas”.


Entrevista a Raquel Graña, sexóloga y autora de 'Sex On'

El libro tiene como punto de partida tu canal de YouTube 'Íntimas conexiones con Raquel Graña', y las dudas relacionadas con el sexo que recibes a través de él. Intuyo que muchas de las dudas serán compartidas (y esas son las que tratas en el libro), pero ¿recuerdas alguna duda que, por surrealista, divertida o llamativa, te haya llamado especialmente la atención?

El primer año que impartí mi programa de educación sexual en un instituto, una alumna me preguntó: “si el punto de placer de quién tiene vulva es el clítoris, ¿por qué se habla tanto de coito y penetración?”. Fue brutal (risas).

'Sex on' es un libro sobre sexualidad y divulgación sobre el sexo, pero tú has huido del formato habitual de libro teórico, y has optado por dar forma a una especie de novela por capítulos, cuyos protagonistas van dando pie a esas dudas relacionadas con el sexo. ¿Por qué te has decidido por este formato?

Porque desde pequeña quise escribir libros. Me encantaría vivir de ello y poder ayudar a la gente. Eso, por una parte. Por otra, quería que mis seguidores pudieran empatizar completamente con los protagonistas y qué mejor forma para ello que hablar en primera persona como si fuera una novela. Por medio de esa novela hemos ido incluyendo cuadritos con consejos para que se puedan leer de forma casi automática y no resulten pesados.

El miedo a la eyaculación precoz no es habitual en los adolescentes porque no suele pasar. Lo que sí es común es el miedo a hacerlo mal o no saber

¿Hay muchas diferencias entre divulgar a través de un vídeo de YouTube y hacerlo narrando una historia en las páginas de un libro?

Es distinto. La energía es distinta. En YouTube o en mis vídeos de Instagram, donde hablo de autoestima, emociones y relaciones saludables, necesito mucha energía, conectar al segundo con quien me está viendo. En la narración esa conexión también existe y hay que buscarla, pero te centras más en la parte emocional, en las vivencias, en las sensaciones. Te tienes que meter en la piel de los personajes para poder entenderlos.

¿Qué tiene YouTube para haberse convertido en una herramienta tan utilizada y seguida para la divulgación?

Es que YouTube ofrece un contenido gratuito, rápido, fácil y con estímulos constantes. El mecanismo es sencillo: genera estímulos para que el cerebro se enganche y eso provoca que veas un vídeo tras otro.

Dudas sexuales y miedos en chicas y chicos

Estoy leyendo la cuarta entrega de 'Mi lucha', de Karl Ove Knausgard y en este volumen el escritor noruego habla de cuando tenía 16, 17 y 18 años, es virgen, y se enfrenta con terror al sexo porque cada vez que está con una chica eyacula al mínimo roce. Siente que va a ser incapaz de hacerlo nunca. ¿Es este un miedo habitual entre los jóvenes? ¿Por qué crees que es así?

La eyaculación precoz no es un miedo habitual en los adolescentes porque no suele pasar. Lo que sí es común es el miedo a “hacerlo mal o no saber”, pero, como siempre les digo, “nadie nace aprendido”. La experiencia la vamos adquiriendo con los años.

Con el sexo deberíamos poner más foco en que haya una buena comunicación, confianza y respeto con la otra persona, que en las técnicas prácticas

Lo que sí es muy habitual es sufrir ansiedad y estar anticipando continuamente el “qué va a pasar”. Deberíamos poner más foco en que haya una buena comunicación, confianza y respeto con la otra persona, que en “las técnicas prácticas”.

Y entre las chicas, ¿cuál dirías que es la duda o miedo más extendido en relación a la sexualidad y el sexo?

Entre las chicas, sin duda, el miedo al dolor en el coito, porque a nivel social se sigue viendo esto como “el demonio” y la “práctica final”. Entre ellos también destacaría el miedo a no saber dar placer. Los chicos siguen teniendo esta presión.

Entre los chicos jóvenes es destacable el miedo a no saber dar placer. Ellos siguen teniendo esta presión

Lo que sí deben saber, y es algo en lo que siempre insisto, es que tienen tiempos de excitación distintos, y que deben ir poco a poco.

¿Cuánto dirías que tiene que ver el uso y abuso de la pornografía en estos miedos más habituales entre los adolescentes? Te lo digo porque en una película porno los hombres, por ejemplo, no eyaculan al primer contacto, sino que pueden estar horas sin hacerlo…

Te diría que debido al porno no tienen miedos, sino todo lo contrario: más bien se sienten seguros y creen que saben hacerlo todo. Cuando realizo un taller sobre porno con ellos empiezan a flipar al darse cuenta de que si hacen todo lo que ven en una película porno podrían hacer mucho daño a la otra persona.

Omitiendo en casa el tema de la sexualidad estamos perdiendo la oportunidad de educar a los niños y niñas en valores hacia uno mismo y hacia los demás

Sí es cierto que veo que identifican qué estereotipos y mentiras transmite el porno: como el tamaño muy grande de los penes, el que no se utiliza preservativo, que todos llegan al orgasmo, que la penetración es muy fácil, etcétera. Sobre todo esto suelen reflexionar en mis talleres prácticos.

Y el hecho de que en muchas casas el sexo y la sexualidad sigan siendo un tema tabú, ¿en qué medida influye en el desarrollo de estos miedos y dudas?

La realidad, desgraciadamente, es que no se suele hablar del tema directamente y, si se habla, el enfoque suele estar centrado en el preservativo y el embarazo; poco más. Esto es un problema, ya que omitiendo este tema estamos perdiendo la oportunidad de educar en valores hacia uno mismo y hacia los demás.

Consejos para afrontar el sexo y la sexualidad con seguridad

En tu web dices que eres sexóloga para ayudar a las personas a tener relaciones saludables, a sentirse bien consigo mismas, a disfrutar de sus cuerpos y a no juzgarse nunca. ¿Hasta qué punto es importante todo esto para tener una buena sexualidad?

Los principios de la educación sexual son aprender a conocerse, a aceptarse y a relacionarse, así que esto es lo más básico de la sexualidad. Si una persona no se conoce a nivel emocional, psicológico y físico, y aprende a aceptarse, acabará buscando relaciones para solucionar sus carencias personales; al final acabará en consulta conmigo (risas).

También haces referencia a un concepto que ya ha salido antes, el tabú. Muchos jóvenes acaban llegando con suerte a webs como la tuya. Pero otros se pierden en el laberinto de internet y acaban en webs poco fiables y en páginas pornográficas buscando solución a sus dudas porque no encuentran en casa la confianza para tratar estos aspectos. ¿Qué consejos darías a padres y madres para fomentar esa confianza en casa?

El problema es que también hay influencers vendiéndose como expertos en sexualidad, aunque en lo único que son expertos es en su vida sexual. Con eso tenemos un problema grande. El consejo principal que daría a padres y madres es comenzar a hablar de los cambios corporales en primaria, comunicándose con sus hijos e hijas desde la sinceridad y la naturalidad para de esa forma fomentar la confianza. Es la mejor forma para asegurarse de que sus hijos confiarán en ellos cuando sean más mayores.

El consejo principal que daría a los padres es comenzar a hablar de los cambios corporales en primaria desde la sinceridad y la naturalidad

En el libro también haces varias referencias a las redes sociales: por la imagen que trasladan del físico, por el peligro que conlleva compartir imágenes privadas, etcétera. ¿Qué recomendaciones darías a los adolescentes respecto al uso de las redes en este ámbito de la sexualidad?

Tengo una premisa cuando imparto talleres de educación sexual: no prohibir, ya que todo lo que se prohíbe les genera curiosidad y quieren hacerlo. Informo de las consecuencias de sus actos (denuncias, acoso, difusión de imágenes en diferentes lugares e incluso en internet…) y les expongo casos reales que conozco personalmente y qué ha acabado sucediendo con ellos. A partir de ahí, ellos y ellas son responsables de decidir qué hacer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD