Hipoacusia
Escrito por Diana Forero Morantes, bióloga
La hipoacusia, sordera o deficiencia auditiva causa en los niños dificultades de habla y del lenguaje, lo que provoca un rendimiento escolar por debajo de la media. Explicamos los tratamientos que pueden remediarla.

Hipoacusia

¿Qué es la hipoacusia?

La hipoacusia, sordera o deficiencia auditiva, es un trastorno sensorial que consiste en la incapacidad para escuchar sonidos, y que dificulta el desarrollo del habla, el lenguaje y la comunicación. Uno de cada 300 niños nace con una deficiencia auditiva, y uno de cada 1.000 con una sordera profunda bilateral; el 74% de los niños que presentan retraso en el lenguaje padecen hipoacusia, y muchos niños con retraso psicomotor y alteraciones de la conducta tienen una hipoacusia leve que no ha sido diagnosticada.

Tipos de hipoacusia

La gravedad de la hipoacusia depende de tres factores principales: la intensidad de la pérdida auditiva, la localización de la lesión, y el momento de aparición de la misma.

Una hipoacusia puede aparecer tanto en el periodo de vida prenatal como postnatal, y hasta la adolescencia tardía. Según el momento en el que se produzca la pérdida de la  audición, la hipoacusia puede ser:

  • Prelocutiva (si aparece antes de aprender a hablar).
  • Postlocutiva (después de aprender a hablar).
  • Perilocutiva (cuando se está aprendiendo a hablar).

De acuerdo a la localización de la lesión, las hipoacusias pueden ser de transmisión (o conductivas), o de percepción (o neurosensoriales), siendo estas últimas las más graves:

  • En las hipoacusias de transmisión, se encuentra afectada la parte mecánica del oído (oído externo y medio), debido a patologías localizadas en el oído externo y medio, diferentes formas de otitis medias y sus secuelas, la tímpano esclerosis, la otoesclerosis estapedial, los traumatismos, y las malformaciones congénitas del oído externo y medio.
  • En las hipoacusias de percepción se afecta el oído interno, o el nervio auditivo que transmite el sonido al cerebro; con frecuencia aparecen asociadas a patologías del oído medio, dando lugar a hipoacusias mixtas. Dependiendo de su causa las hipoacusias de percepción pueden instaurarse de forma progresiva o súbita, afectar a uno o a ambos oídos, y aparecer en un periodo de vida pre o postnatal.

De acuerdo a la intensidad de la pérdida auditiva, las hipoacusias pueden clasificarse en:

  • Ligera: con una pérdida de 20-40 dB; se caracteriza por la dificultad para escuchar conversaciones lejanas o en entornos ruidosos.
  • Media: con una pérdida de 40-70 dB; se caracteriza por la dificultad para participar en conversaciones.
  • Severa: una pérdida de 70-90 dB; solo pueden escuchar conversaciones muy altas y a menos de 30 cm.
  • Profunda: una pérdida superior a 90 dB, solo son capaces de escuchar algunos sonidos ambientales muy intensos.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 03/01/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Marina Mata

Experta en deterioro cognitivo

“La administración de suplementos de determinados ácidos grasos (DHA) puede tener efectos beneficiosos en personas con deterioro cognitivo asociado a la edad”

 

14%de los casos de alzhéimer puede atribuirse al tabaco

Fumar es un factor de riesgo asociado a varios tipos de demencia, como el alzhéimer, y el tabaquismo pasivo puede aumentar hasta el 78% el riesgo de desarrollar una de estas patologías.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'

 

PUBLICIDAD