Patologías benignas de mama
Escrito por David Saceda, licenciado en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
El cáncer es la patología de las mamas más temida por las mujeres. Sin embargo, el 90% de las consultas relacionadas con la mama se deben a patologías que resultan ser benignas. Conócelas.

Anomalías del desarrollo de las mamas

Las anomalías del desarrollo de las mamas son muy raras y poco frecuentes; ocurren por un mal desarrollo de las mamas durante el periodo fetal, y ya están presentes en el momento del nacimiento. Podemos dividirlas en dos grupos según la anomalía sea por defecto o por exceso.

Anomalía de la mama por defecto

  • Amastia: ausencia completa de la glándula mamaria incluyendo el pezón y la areola; es muy rara y se asocia con otras malformaciones de la pared torácica y los brazos.
  • Amazia: amastia que mantiene el pezón y la areola.
  • Micromastia: escaso desarrollo de la glándula mamaria; se puede asociar a síndromes como el síndrome de Turner. También puede deberse a que el tejido mamario se haya dañado durante la niñez o la pubertad, a causa de traumatismos, cirugía, infección o radioterapia.
  • Atelia: no existe pezón; puede ser unilateral o bilateral.
  • Microtelia: el pezón es menor de lo habitual.

Anomalía de la mama por exceso

  • Macromastia: las mamas son demasiado grandes respecto al resto del cuerpo; la paciente suele sufrir patología de columna vertebral. Se indica cirugía reductora de las mamas.
  • Mama supranumeraria: otra mama normal más en la línea mamaria, que es una línea que transcurre desde las axilas hasta las ingles y que durante el periodo fetal es capaz de desarrollar mamas primitivas. La localización más frecuente de mamas supranumerarias son las axilas y debajo de las mamas.
  • Mama ectópica o polimastia: otra mama más fuera de la línea mamaria, sin pezón ni areola. No son funcionales, son aberrantes, y se suelen descubrir durante un embarazo. Tanto estas como las supernumerarias deben ser extirpadas porque tienen alto riesgo de desarrollar cáncer.
  • Ginecomastia: mamas femeninas en un varón. Pueden ser un indicio de otra enfermedad subyacente (cáncer de testículos, cirrosis hepática), ser secundarias al consumo de medicamentos (espironolactona, psicotrópicos), o de carácter fisiológico durante el desarrollo puberal (ginecomastia del adolescente). Se soluciona tratando la enfermedad subyacente. En el caso de la ginecomastia fisiológica se debe esperar un año para intervenir con cirugía, aunque hay ocasiones en las que el complejo psicológico del adolescente requiere intervenir antes.
  • Politelia: más de un pezón; es la anomalía más común. Es más frecuente que se encuentre en los cuadrantes inferiores de la mama, pero puede surgir en cualquier punto de la línea mamaria hasta los genitales.
  • Macrotelia: pezón de tamaño excesivo; es más frecuente en los varones.

Otra malformación frecuente de las mamas es la inversión congénita de los pezones. Se produce como consecuencia del desarrollo insuficiente del tejido fibroso bajo el pezón, que impide que el pezón se eleve al desarrollarse la mama. Hay mayor probabilidad de desarrollar infecciones en el pezón.

 
Actualizado: 08/04/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Virginia Sánchez

Experta en psoriasis

"Los medicamentos biológicos son más seguros y eficaces que los tratamientos sistémicos clásicos de la psoriasis, y en la mayoría de los casos controlan los brotes, haciendo desaparecer de forma total o casi total las lesiones cutáneas"

 

30% de pacientes que acude a consulta de otorrinolaringología sufre vértigo

Se trata de un trastorno muy frecuente en personas mayores de 65 años, que puede deberse a múltiples causas, y se acompaña de inestabilidad y mareo.

Fuente: 'Asembior'

 

PUBLICIDAD