Citología cervical
Escrito por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
La citología cervical o Test de Papanicolau se emplea para diagnosticar precozmente patologías como el cáncer de cuello de útero, gracias a la extracción de una muestra mediante un suave raspado.

Preparación para una citología cervical

Estas son las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de prepararte para una citología cervical:

Duración: la prueba se realiza en unos pocos minutos.
 

Ingreso: la prueba se hace de forma ambulatoria.
 

¿Es necesario ir acompañada?: no hace falta ir acompañado aunque puede ser de ayuda si le hace sentirse más relajada.

Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo. Puede tomar su medicación habitual.

Comida: no hace falta ir en ayunas.
 

Ropa: puede llevar la ropa que desee, pero conviene que pueda desvestirse fácilmente de cintura para abajo.

Documentos: en general no hace falta ningún documento.

Contraindicaciones: No conviene hacer la citología si se está menstruando pues la regla puede dificultar la interpretación de la muestra. No se realizan citologías en mujeres muy jóvenes o que no hayan tenido nunca relaciones sexuales.

Embarazo y lactancia: no contraindican la realización de la prueba aunque conviene comentarle al médico la posibilidad de que esté embarazada.

Otras consideraciones sobre la citología cervical

Es importante evitar las relaciones sexuales, las duchas vaginales y el uso de tampones o de cremas vaginales 24-48 horas antes de la prueba.

Puede estar más cómoda si vacía la vejiga y el intestino antes de la prueba.

Si tiene alergia al látex debe advertírselo a su médico para que la explore con guantes hechos de otros materiales como vinilo.

 
Actualizado: 21/03/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

10 Kilos de media pueden engordar las mujeres en la perimenopausia

Practicar ejercicio, tanto aeróbico, como el que está dirigido a mejorar los músculos y la flexibilidad, y una dieta equilibrada, orientada a mantener la masa muscular, son claves para evitar la acumulación de grasa.

Fuente: 'Instituto Médico Europeo de la Obesidad'

 

PUBLICIDAD