Citología cervical
La citología cervical o Test de Papanicolau se emplea para diagnosticar precozmente patologías como el cáncer de cuello de útero, gracias a la extracción de una muestra mediante un suave raspado.

Preparación para una citología cervical

Actualizado: 14 de septiembre de 2017

Estas son las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de prepararte para una citología cervical:

  •  Duración: la prueba se realiza en unos pocos minutos.
  •  Ingreso: la prueba se hace de forma ambulatoria.
  •  ¿Es necesario ir acompañada?: no hace falta ir acompañado aunque puede ser de ayuda si le hace sentirse más relajada.
  •  Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo. Puede tomar su medicación habitual.
  •  Comida: no hace falta ir en ayunas.
     
  •  Ropa: puede llevar la ropa que desee, pero conviene que pueda desvestirse fácilmente de cintura para abajo.
  •  Documentos: en general no hace falta ningún documento.
  •  Contraindicaciones: No conviene hacer la citología si se está menstruando pues la regla puede dificultar la interpretación de la muestra. No se realizan citologías en mujeres muy jóvenes o que no hayan tenido nunca relaciones sexuales.
  •  Embarazo y lactancia: no contraindican la realización de la prueba aunque conviene comentarle al médico la posibilidad de que esté embarazada.

Otras consideraciones sobre la citología cervical

  • Es importante evitar las relaciones sexuales, las duchas vaginales y el uso de tampones o de cremas vaginales 24-48 horas antes de la prueba.
  • Puede estar más cómoda si vacía la vejiga y el intestino antes de la prueba.
  • Si tiene alergia al látex debe advertírselo a su médico para que la explore con guantes hechos de otros materiales como vinilo.

Creado: 28 de agosto de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD