Eduardo Sáenz de Cabezón

Doctor en Matemáticas, fundador del canal 'Derivando' y autor de 'Apocalipsis matemático'
Convertir las matemáticas en algo que se entienda y, además, hacerlas interesantes. Este es el reto de ‘Apocalipsis matemático’, un libro original y divertido a través del que su autor nos sumerge en el mundo matemático.
Entrevista a Eduardo Sáenz de Cabezón
“Aproximadamente el 30% de las profesiones en España tienen una intensidad alta de uso de las matemáticas”
Escrito por: Diana Oliver

01/10/2020

El amor por las matemáticas ha llevado a Eduardo Sáenz de Cabezón, que es doctor en Matemáticas y da clases en la Universidad de La Rioja, a hacer de la divulgación una auténtica filosofía de vida. Y lo hace a través de todos los formatos posibles: de su canal de Youtube Derivando, en el que suma más de un millón de seguidores; de charlas, talleres y monólogos; de colaboraciones en diversos medios; y conduciendo el programa Órbita Laika de TVE. Y, además, escribe. En Apocalipsis matemático (Plan B, 2020) convierte el mundo matemático en algo al alcance de cualquier persona, hasta de aquellas para las que las mates siempre fueron la asignatura imposible porque, según afirma, “no hace falta tener conocimientos previos de matemáticas, cualquier persona puede disfrutarlo y darse cuenta del mundo apasionante de las matemáticas”. Habrá que intentarlo.


Entrevista a Eduardo Sáenz de Cabezón, experto en matemáticas y autor de apocalipsis matemático

¿A quién se dirige 'Apocalipsis matemático'? ¿Es necesario tener unos conocimientos aunque sean básicos de matemáticas para leerlo?

Apocalipsis matemático es una puerta abierta al disfrute de las matemáticas mediante la curiosidad, la diversión, la sorpresa… No hace falta tener conocimientos previos de matemáticas, cualquier persona puede disfrutarlo y darse cuenta del mundo apasionante de las matemáticas.

¿De verdad todos podemos entender las matemáticas?

Casi todo el mundo puede entender mucho más de lo que cree. Una cosa es la asignatura de matemáticas y otra cosa son las matemáticas, así, en general. Son muy variadas, inmensas, y así como hay cosas técnicas y complicadísimas (más de lo que la mayoría puede imaginar) hay partes muy accesibles, muy interesantes, y absolutamente apasionantes.

¿Qué hace falta para comprender el funcionamiento de las matemáticas? ¿Depende más de quién las enseña, o de la capacidad y motivación de la persona que las aprende?

Depende de las dos cosas, y sobre todo creo yo que depende de que sepamos aprenderlas con sentido, con contexto. Que sepamos apreciar el sentido que tienen las matemáticas en nuestra vida, lo que nos aportan en nuestro crecimiento formativo y personal.

¿Para qué se usan actualmente y en concreto las matemáticas? ¿Crees que es importante a nivel académico su conocimiento, sea cual sea la deriva profesional?

Se usan en cualquier desarrollo tecnológico y científico. Se emplean en el manejo de datos y en la informática. Aproximadamente el 30% de las profesiones en España tienen una intensidad alta de uso de las matemáticas.

Y más allá de la aplicación directa en la capacidad de planificar la resolución de problemas, de encontrar patrones y regularidades y de ejercitar el pensamiento lógico, son útiles para cualquier persona y muy valoradas profesionalmente. Por eso actualmente hay tanta demanda de matemáticos en muchísimas profesiones y empresas.

Matemáticas accesibles para todos

¿Qué es lo que consideras más fascinante de las matemáticas?

El uso de la creatividad es un ejercicio continuo de sorpresa y de descubrimiento. Las matemáticas nos hacen conectar con algo muy íntimo como seres humanos y nos permiten desarrollar habilidades sorprendentes a partir de unas reglas lógicas básicas y mucha creatividad.

Las matemáticas son muy variadas, y así como hay cosas técnicas y complicadísimas hay partes muy accesibles y absolutamente apasionantes

En mi investigación tengo la impresión continuamente de estar jugando, inventando. Y luego, claro, viene la parte de rigor técnico, que es donde está el 'oficio'.

¿Cómo debe ser la divulgación de esta materia?

Poniéndonos en el lugar de quien escucha. Así podremos conocer sus intereses, sus miedos, sus carencias o sus curiosidades. Y desde ahí podremos hablar en un lugar común en el que las matemáticas tendrán sentido, serán puestas en contexto, y servirán de ocasión y herramienta para el disfrute y para el crecimiento.

La enseñanza de las matemáticas (como la de otras disciplinas) es mejorable siempre y mejora continuamente, quizá no al ritmo que quisiéramos, pero mejora

¿Qué puede hacer la divulgación por las matemáticas y viceversa?

A nivel general el naturalizar la conversación sobre matemáticas creo que es muy importante, porque nos capacita para ejercer la ciudadanía crítica, saber desenvolvernos mejor en la sociedad actual y tener más habilidades de manejo de la información y toma de decisiones. Así que la divulgación debe serlo también de las matemáticas, y las matemáticas deben hacer el esfuerzo de presentarse de forma asequible e informativa a la sociedad.

A nivel personal, el hacer investigación y divulgación resulta beneficioso para ambas facetas, ya que por un lado adquiero una visión más amplia de mi disciplina, lo cual me sirve en mi investigación, y por otro, el ser investigador en activo me permite tener una visión humilde y actualizada del progreso de las matemáticas.

Las matemáticas nos hacen conectar con algo muy íntimo como seres humanos y nos permiten desarrollar habilidades sorprendentes a partir de unas reglas lógicas básicas y mucha creatividad

¿Son las matemáticas realmente divulgables al gran público?

Muchos aspectos sí; otros más técnicos o más complicados no creo que sea necesario. Las matemáticas son inmensas y cuanta más familiaridad tengamos con ellas como sociedad, más ámbitos podremos comunicar y, por tanto, más podemos enriquecernos todos.

Enseñar matemáticas de acuerdo a las necesidades de los alumnos

¿Crees que el sistema educativo está enfocando bien la enseñanza de las matemáticas, o necesita cierta remodelación en esta asignatura?

La enseñanza de las matemáticas (como la de otras disciplinas) es mejorable siempre y mejora continuamente, quizá no al ritmo que quisiéramos, pero mejora. Yo no soy quién para hablar de cómo debe cambiar, pero sí hay algunas directrices claras en las que creo que hay un consenso amplio: dotar de mayor sentido y contexto a las matemáticas que enseñamos, reducir el currículo para poderlo aprender de una forma más intensa y significativa, y aprovechar las nuevas tecnologías para repensar los aprendizajes de las operaciones a todos los niveles.

¿Se puede enseñar matemáticas en aulas masificadas en las que no hay opción de pararse a pensar en las necesidades de los alumnos?

Nada puede enseñarse bien si no nos paramos a comprender las necesidades de los alumnos y no somos capaces de acompañarles en sus procesos individuales de aprendizaje. Los profesores y profesoras hacen en general muy buena labor en este sentido.

Nada puede enseñarse bien si no comprendemos las necesidades de los alumnos y no somos capaces de acompañarles en sus procesos individuales de aprendizaje

¿Por qué crees que las matemáticas tienen a menudo tan mala fama y son consideradas por muchos como una asignatura imposible?

Hay muchos factores, algunos ambientales (tenemos una especie de conciencia colectiva de que las matemáticas son feas, difíciles y aburridas), otros educativos (la falta de contexto y sentido a la hora de introducir las matemáticas en los procesos de aprendizaje) y otros personales (las motivaciones y capacidades de cada cual con respecto a la asignatura).

Finalmente, el carácter de la asignatura, porque tiene cosas difíciles y vamos construyendo el conocimiento sobre lo anterior. Pero el hecho de tener dificultades ocurre también con otras asignaturas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD