PUBLICIDAD

Bebés y niños
Escarlatina
La escarlatina es una infección propia de la infancia que todavía es muy frecuente. Conoce sus síntomas, ya que un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado son claves para evitar complicaciones.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Qué es la escarlatina

La escarlatina es una infección típica de la infancia, especialmente en los niños mayores de seis años, producida por una bacteria llamada estreptococo, en concreto el estreptococo beta-hemolítico del grupo A (SBHA) también llamado estreptotoco pyogenes. Este germen produce habitualmente amigdalitis (infección de la garganta) en los niños, pero algunos tipos producen además una sustancia (llamada toxina eritrogénica), que al pasar a la sangre da lugar a los signos clínicos propios de la escarlatina.

El estreptococo A es la causa más frecuente de anginas en los niños (las típicas anginas con pus), pero esto no quiere decir que todos los niños con anginas vayan a tener escarlatina. En primer lugar, no todos los tipos de estreptococo producen la toxina y, además, no todos los niños son sensibles a ella.

La escarlatina no es una enfermedad antigua; siempre han existido casos, y actualmente los sigue habiendo, y su diagnóstico es muy frecuente en los servicios de urgencias de pediatría de cualquier hospital. Lo que sí que ha cambiado es su tratamiento, ya que actualmente existe un amplio abanico de antibióticos, que administrados precozmente frenan la progresión de la enfermedad. En la época previa a los antibióticos sí que podía ser una enfermedad potencialmente grave, como se muestra en algunas películas, pero en la actualidad se tratan con el mismo antibiótico que las amigdalitis, de forma oral, y sin requerir ingreso hospitalario.

Actualizado: 3 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

83,2%
de los niños de 13 años tiene teléfono móvil
'Fuente: 'Instituto Nacional de Estadística (INE)''