Google+
YouTube

Embarazo

Segundo mes de embarazo
En el segundo mes de embarazo es muy importante que sigas todos los consejos de tu ginecólogo para favorecer el correcto desarrollo del feto. Además, te realizarán los primeros análisis y la primera ecografía.

Semana 8 de embarazo

Uno de los aspectos más importantes es que se empieza a llamar feto al embrión, coincidiendo con el cambio de dependencia que se ha producido, ya que en las semanas anteriores el embrión dependía del saco vitelino, que le aportaba los nutrientes y el oxígeno necesarios para su adecuado desarrollo. Ahora es la placenta la que asume las funciones alimentarias junto al cordón umbilical. 

El bebé

En la semana 8 de embarazo se originan grandes cambios morfológicos en el diminuto feto. Ya se aprecia la formación de las orejas, los párpados, la nariz y el labio superior. El cuerpo se ha alargado notablemente, alcanzando una longitud aproximada entre 1,4-2 cm. Se incrementa la longitud de las extremidades, y aparecen los codos. 

El esqueleto no está formado por huesos, por el momento son cartílagos suaves, que en las próximas semanas del embarazo se irán definiendo. El corazón muestra la válvula pulmonar y la válvula aórtica con mucha más claridad, ya que hace solo unos días que había comenzado a definir estas cavidades. En apenas una semana el árbol bronquial ya se ha dividido en múltiples bronquíolos (pequeñas vías aéreas que se encuentran en la parte media de los pulmones).

La mamá

El útero sigue creciendo inexorablemente, sin embargo, aún es pronto para apreciar cambios en el abdomen o en la cintura, sobre todo si se trata del primer embarazo. Este crecimiento puede provocar la sensación de pinchazos bajo el vientre, o dolores pasajeros similares a los que se padecen en la menstruación. Es posible que surjan calambres en las piernas, que se pueden acentuar por la noche.

Con respecto a los síntomas habituales, persisten las náuseas, los vómitos, el cansancio, el estreñimiento, los ardores de estómago y el aumento del tamaño mamario.

Pruebas durante la semana 8 de embarazo

Para la mayoría de los obstetras la semana 8 de embarazo es el momento idóneo para realizar los primeros análisis de sangre y orina, y así descartar cualquier complicación relacionada con alguna enfermedad (también se han podido llevar a cabo la semana anterior).

Normalmente, en la sanidad pública se realizan tres análisis en todo el embarazo, uno por trimestre, aunque el intervalo entre uno y otro lo decidirá el obstetra en función del estado de salud de la futura mamá.

Del mismo modo, se realiza la primera ecografía (si no se ha hecho antes), donde se visualizan pequeños movimientos verticales del embrión, así como el latido cardíaco.

Por lo general, la gestante debe acudir al médico cada cuatro a seis semanas, excepto si se produce algún incidente, o si el médico decide adelantar la cita.

 
Actualizado: 16/01/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Isabel Ramírez

Experta en métodos anticonceptivos

“La píldora del día después que se dispensa libremente en la farmacia no tiene ninguna contraindicación y no es abortiva, porque impide la ovulación, pero no impide el desarrollo del embrión ya formado”

 

40% de las mujeres de mediana edad sufre incontinencia

El embarazo y el parto debilitan la musculatura pélvica y favorecen la aparición de incontinencia. Los expertos aconsejan los ejercicios de Kegel para mantener el tono muscular y prevenir este trastorno.

Fuente: 'Observatorio Nacional de la Incontinencia'

 

PUBLICIDAD