Para prevenir la hipoglucemia, la mejor opción para las personas que tienden a sufrir bajadas de azúcar es llevar un control estricto tanto de su alimentación como de sus horarios. Para ello, se recomienda seguir las siguientes pautas:

  • Normalmente se recomienda distribuir el número de comidas diarias en cinco o seis (y no saltarse ninguna), con el objetivo de repartir equilibradamente la cantidad de glucosa ingerida a lo largo del día, y mantener así un nivel regular en el organismo.
  • En cuanto a la composición de los alimentos, el consumo de carbohidratos complejos (que se absorben lentamente y son empleados por el organismo de manera más eficiente) como legumbres o cereales integrales, fibra y grasa (a ser posible no abusar de las grasas saturadas) favorece el equilibrio del metabolismo.
  • Hay que reducir el consumo de alcohol, y nunca beberlo en ayunas.
  • Los zumos de frutas y los azúcares simples (de rápida absorción), por su parte, resultan de gran ayuda cuando se sienten los primeros síntomas de una bajada de azúcar, por eso es buena idea llevar encima un sobre de azúcar, caramelos, galletitas o similares si te ocurre con frecuencia.
  • Otro punto a tener en cuenta es el ejercicio físico. No debe nunca realizarse en exceso, hay que controlar tus niveles de azúcar antes y después de hacerlo, y es muy recomendable tener a mano algún alimento azucarado por si se presenta un episodio hipoglucémico durante su práctica.
  • Las personas diabéticas deben seguir las indicaciones del médico de forma estricta, no saltarse las comidas, y aplicar las dosis de insulina en su momento y medida adecuada.

Creado: 1 de febrero de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD