Los tumores endocrinos de páncreas son poco frecuentes y su pronóstico es mejor que en los tumores exocrinos del páncreas. Aunque pueden aparecer a cualquier edad, en la gran mayoría de los pacientes lo hacen entre los 30 y los 60 años, afectan de forma similar a ambos sexos, y en el 80% de los casos se encuentran situados en cuerpo y cola del páncreas.

Los tumores endocrinos se originan de células que producen distinto tipos de hormonas como la insulina, el glucagón o la gastrina entre otras. Según la célula que originan el tumor la neoplasia se llaman insulinoma, glucagonoma, gastrinoma, etcétera.

En ocasiones, este tipo de tumores se asocian a otras neoplasias en un síndrome que tiene un origen genético. Este síndrome se conoce como MEN o síndrome de neoplasia endocrina múltiple.

Síntomas de los tumores endocrinos de páncreas

El cáncer puede progresar, e incluso diseminarse a otras zonas del cuerpo, sin ocasionar síntomas. Lo más frecuente es que se manifieste con una secreción excesiva de la hormona que segrega la célula que originó el tumor. Así, los insulinomas segregan insulina, por lo que producen disminución del azúcar en la sangre o hipoglucemias.

Por el contrario, el glucagonoma segrega glucagón, lo que sube la glucemia y produce diabetes.

El exceso de gastrina que produce el gastrinoma aumenta la secreción de ácido por el estómago y produce úlceras gastroduodenales múltiples y de difícil tratamiento.

Existen otros tumores que producen sustancias que dan diarrea y trastornos electrolíticos como el VIPoma, o cólicos biliares y diabetes como el somatostatinoma.

Creado: 9 de marzo de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD