En la mayoría de los tipos de cáncer de testículo no se conoce la causa exacta, aunque las evidencias científicas han relacionado estos tumores con otros problemas de salud. La causa más probable del cáncer de testículo es la disgenesia gonadal que se asocia a la criptorquidia –inexistencia de testículo en la bolsa escrotal– (hasta un 10% de los casos). Se produce en testículos que no han descendido o en testículos en ascensor, y da lugar a una posible infertilidad por atrofia de los testículos y consecuente no maduración de los gametos.

La criptorquidia representa un riesgo cinco veces mayor de presentar dicho tumor que la población sin este antecedente. La localización abdominal del testículo se asocia a un incremento de la incidencia de cáncer de testículo mayor que cuando este se encuentra a nivel inguinal.

La orquidopexia (cirugía que fija el testículo al escroto) realizada en los dos o tres primeros años de vida reduce el riesgo y también facilita la vigilancia del testículo. Un 23% de los pacientes afectados de este tumor pueden desarrollar un segundo tumor primario en el testículo contralateral.

Factores de riesgo del cáncer de testículo

Además de la disgenesia gonadal asociada a la criptorquidia, los principales factores de riesgo conocidos para desarrollar un cáncer de testículo son:
  • Factores genéticos.
  • Riesgos perinatales.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Exposición a contaminantes ambientales o ciertas sustancias químicas.
  • Microcalcificaciones testiculares.
  • Sustancias químicas
  • Antecedentes familiares.
  • Síndrome de Klinefleter.

Creado: 4 de octubre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD