Estos son los síntomas o, mejor dicho, las características clínicas típicas de un caso de un paciente con síndrome de Turner:

  • Talla baja, por lo general menor de 1,60 metros.
  • Formación defectuosa de ovarios y órganos femeninos internos, así como ausencia de óvulos (disgenesia gonadal e infertilidad).

    PUBLICIDAD

  • Aspecto infantil de los genitales externos y en algunos casos malformaciones en los mismos.
  • Tórax con forma de escudo.
  • Malformaciones cardiacas y renales.
  • Pliegues flácidos en la parte posterior del cuello, lo que se conoce como “cuello alado” o pterigium colli.
  • Alteración en la alineación de los huesos del antebrazo. Lo que produce un cúbito valgo o desplazamiento del antebrazo hacia fuera.
  • Implantación baja de cabello.
  • Aumento de volumen o edema de manos y pies.

PUBLICIDAD

Creado: 30 de abril de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD