PUBLICIDAD

Mente y emociones
Terapia miofuncional
La terapia miofuncional es una de las herramientas de rehabilitación más útiles de la logopedia, ya que permite corregir problemas que afectan la respiración, la masticación, la articulación y la deglución.
Escrito por Mireya Cortavitarte, Logopeda experta en patologías de la voz

Aplicación de la terapia miofuncional y objetivos del logopeda

Aplicación de la terapia miofuncional y objetivos del logopeda

Es necesario diseñar un plan de rehabilitación para cada paciente, con unos objetivos y ejercicios específicos.

El primer paso del logopeda es realizar al paciente una exploración y valoración con el fin de localizar cualquier posible alteración anatómica o funcional que se presente en la respiración, masticación y deglución.

Ha de indicar cuáles son tales alteraciones y su afectación a nivel cualitativo lo más detalladamente posible para así poder diseñar un plan de rehabilitación para cada paciente, con unos objetivos y ejercicios específicos, teniendo en cuenta siempre el nivel cognitivo, la patología, la edad y situación de cada persona.

Ya se encuentren dichas alteraciones durante una rehabilitación logopédica o venga derivado de cualquier otro especialista, hay que mantener una coordinación a nivel multidisciplinar para que la rehabilitación sea lo más efectiva posible. Es muy difícil que un tratamiento funcione si cada especialista implicado en la rehabilitación trabaja de manera independiente.

Una vez llegados a este punto, a la hora de valorar la evolución debe de realizarse de manera conjunta, lo mismo que decidir que áreas se van a trabajar e intervenir y en que orden para que cada especialista con sus propias herramientas y metodología favorezca una correcta evolución en paralelo a los demás profesionales.

La figura del logopeda en la aplicación de la terapia miofuncional

El principal profesional que va a llevar a cabo dicha labor es el logopeda. Su figura es fundamental en este tipo de tratamientos, ya venga derivado de un ortodoncista, otorrino, fisioterapeuta, oncólogo…, ya que la labor directa de la terapia miofuncional es el propio logopeda quien la ejecuta.

Un ejemplo muy gráfico y sencillo son los niños con maloclusión lingual, ya que al tener un posicionamiento incorrecto de la lengua realizan movimientos linguales que empujan los dientes superiores. Este mal hábito puede venir ocasionado por el abandono tardío del chupete, chuparse el dedo o por costumbre. Son niños que con el tiempo van a necesitar una ortodoncia, además de encontrarse en su habla con dislalias por ceceo en la mayoría de los casos.

Si este mal hábito no es corregido previamente a la implantación de la ortodoncia por un logopeda, reeducando y corrigiendo dicho mal hábito, una vez se le retire la ortodoncia el niño tendrá tendencia a volver a adelantar la lengua y dejarla en la zona superior de la boca apoyada en los dientes, por lo que volverá a cecear y a empujar los dientes descolocándolos de nuevo, volviendo a necesitar ortodoncia.

Por ello, y otros muchos ejemplos, se entiende la importancia de la terapia miofuncional de cara a la mejora y evolución en tantas patologías o disfunciones en las que nos encontramos afectadas la respiración, masticación, articulación y deglución. Estas áreas básicas y tan importantes en nuestro día a día dificultarían y alterarían en gran medida nuestros hábitos cotidianos (respirar, masticar, tragar o hablar) convirtiéndolos en un gran reto.

Etiquetas: 

Actualizado: 14 de Septiembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD