PUBLICIDAD

Hallan cómo mejorar el trasplante de islotes pancreáticos en diabetes

Descubren que inhibir una enzima contribuye a que el trasplante de islotes pancreáticos para tratar la diabetes tipo 1 tenga éxito, porque permite a estas células crear nuevos vasos sanguíneos para sobrevivir y producir insulina.
Escrito por: Eva Salabert

20/06/2019

Islotes pancreáticos en diabetes

Los expertos se habían encontrado hasta ahora con un grave problema cuando trasplantaban islotes pancreáticos a los pacientes con diabetes tipo I, y era su escasa capacidad para crear nuevos vasos sanguíneos que proveyeran de nutrientes a las células beta del páncreas que se encargan de producir hormonas como la insulina y el glucagón, por lo que estas células no podían sobrevivir para cumplir su función y recuperar los niveles normales de azúcar, y el tratamiento fracasaba.

Sin embargo, este fallo de vascularización del injerto se podría solucionar en lo sucesivo gracias a un grupo de investigadores del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas asociadas (CIBERDEM) y del IDIBAPS, que ha descubierto que una proteína es un modulador potencial de la revascularización de los islotes pancreáticos, y que inhibirla evitaría el problema.

Los ensayos con ratones trasplantados demostraron que inhibir la enzima PTP1B favorece el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, mejorando la funcionalidad y supervivencia de los islotes pancreáticos

De hecho, estos investigadores han comprobado en experimentos realizados con ratones diabéticos a los que se les han trasplantado islotes de otros animales o islotes humanos, que cuando los injertos carecen de esta proteína experimentan una revascularización mayor, por lo que las células son funcionales y se recuperan los niveles normales de azúcar y la tolerancia a la glucosa.

Tratamiento de la diabetes tipo 1 con medicina regenerativa

Los islotes pancreáticos son grupos de diferentes tipos de células que tienen funciones endocrinas, y en los pacientes con diabetes tipo 1 se da un proceso autoinmune que destruye de forma selectiva las células beta de estos islotes, que son las que producen insulina. Por ello con el trasplante de estos islotes es posible restablecer esta función, aunque es un tratamiento que se emplea únicamente en el caso de que la enfermedad no esté bien controlada, porque conlleva la administración de fármacos inmunosupresores de por vida.

Cuando el injerto no se revasculariza de manera correcta no le llegan ni el oxígeno ni los nutrientes, lo que provoca la disfunción y muerte de los islotes

En la actualidad, como ha explicado Ramón Gomis, el coordinador del estudio, este tipo de medicina regenerativa solo está indicado "en el contexto de un trasplante de riñón", y se decide realizar un trasplante doble vascularizado de riñón y páncreas. Cuando el injerto no se revasculariza de manera correcta no le llegan ni el oxígeno ni los nutrientes, lo que provoca la disfunción y muerte de los islotes.

En la nueva investigación, que se ha publicado en Science Translational Medicine, los científicos identificaron una diana molecular que permitiría la viabilidad de los islotes pancreáticos, que es una enzima –llamada PTP1B– que está presente en todas las células, incluidas las células beta pancreáticas.

Los ensayos con ratones trasplantados demostraron que inhibir esta enzima promovía la actividad del factor de crecimiento pro-angiogénico VEGF, que favorece el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, lo que mejoraba la revascularización, así como la funcionalidad y supervivencia de los islotes, tanto si los injertos procedían de otros ratones, como si eran humanos. Ramón Gomis señala que existen inhibidores de PTPB-1, por lo que ahora hay que probarlos en el trasplante de islotes en pacientes para valorar su eficacia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD