PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Polisomnografía
La polisomnografía es una prueba útil para el diagnóstico de trastornos relacionados con el sueño, principalmente para el estudio del síndrome de apnea obstructiva del sueño. Conoce cómo se lleva a cabo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Preparación para la polisomnografía

Si te van a realizar una polisomnografía estas son las cuestiones que debes tener en cuenta:

  •  Duración: la polisomnografía dura toda la noche. Al realizarse durante el sueño no supone una pérdida de tiempo muy importante a la persona que se le realiza. El único tiempo extra sería la preparación y la recogida después de la prueba, que en cualquier caso supondrían menos de una hora.
  •  Ingreso: la polisomnografía se puede realizar ambulatoriamente en su casa o en un centro hospitalario con una Unidad del Sueño. El médico decidirá cuál realizar primero.
  •  ¿Es necesario ir acompañado?: no es necesario ir acompañado, sólo hay que tener en cuenta que cuando se realiza en el hospital tendrás que pasar toda la noche allí. Al día siguiente podrás volver a casa o ir a trabajar directamente. Si la prueba se la van a realizar a alguno de tus hijos, uno de los padres tendrá que quedarse toda la noche con él.
  •  Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo. Se debe comunicar al médico todas las medicinas que se toman habitualmente y él decidirá cuáles suspender o mantener, especialmente si tomas fármacos contra la epilepsia, enfermedades psiquiátricas, antiarrítmicos o relajantes musculares.
  •  Comida: no es necesario permanecer en ayunas antes de la prueba ni después. Se recomienda tomar una cena ligera para dormir a gusto y evitar tomar durante todo el día café, alcohol y otras sustancias excitantes.
  •  Ropa: puedes acudir a la cita de la prueba con la misma ropa de cada día. Te puedes llevar tu pijama, aunque a veces prefieren que uses un pijama de hospital para que sea más fácil colocarte los sensores en la piel. No olvides llevar zapatillas cómodas y cepillo de dientes. Lo normal es que no te dejen ducharte en el centro donde se realiza la prueba, así que mejor acude a ella duchado con el pelo limpio (no te eches laca, gomina ni otros productos capilares). Si eres mujer no vayas maquillada, y si eres hombre es mejor que vayas afeitado para que los sensores peguen bien en la piel.
  •  Documentos: es esencial traer contigo el volante en el que se indica la realización de esta prueba. Se recomienda llevar el documento nacional de identidad y el historial médico sobre las enfermedades a estudio, si las tienes, aunque el médico ya lo tendrá con él. Normalmente no te darán ningún documento después de la prueba porque se tarda un tiempo en analizarlos.
  •  Embarazo y lactancia: la polisomnografía no está contraindicada en el embarazo o lactancia, aunque no es una prueba que se realice mucho en esas situaciones ya que las constantes biológicas que se estudian están alteradas de por sí durante estas etapas.
  •  Contraindicaciones: No tiene ninguna contraindicación concreta.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD