El hipotálamo es una glándula del cerebro encargada, entre otras cosas, de regular el sueño y la vigilia. Consta de dos áreas vinculadas a este fin, una encargada de producir histamina y otra encargada de producir un neurotransmisor llamado hipocretina. Desde hace unos años se ha establecido con firmeza la razón última o causa que origina la narcolepsia. Parece ser que existe en el hipotálamo una pérdida de estas neuronas encargadas de producir hipocretina, que estaría íntimamente relacionada con la regulación de los ciclos de sueño/vigilia

 

Se cree que el síndrome narcoléptico está asociado a una combinación de predisposición genética con factores ambientales, ya que se ha visto la relación entre la enfermedad y el HLA-DR2, por lo que influyen los antecedentes familiares. Sin embargo, según indican desde la Sociedad Española de Neurología, solo en menos del 5% de los casos se ha encontrado algún vínculo familiar o se ha asociado a algún otro tipo de trastorno cerebral.

Igualmente se postula que existe un trastorno o mecanismo autoinmune que sería el encargado de explicar la destrucción de las neuronas hipocretinérgicas, o de atacar los receptores en los que haría su función este neurotransmisor.

Lo que sí se ha comprobado es que ciertos factores ambientales como el estrés, las infecciones, los cambios hormonales, un trauma emocional, problemas en el funcionamiento del sistema inmunitario… pueden desencadenar o agravar la narcolepsia mediante la activación anómala de las células linfocitarias que atacarían bien las células productoras de hipocretina bien sus receptores.

Creado: 15 de noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD