PUBLICIDAD

Bebés y niños
Costra láctea
La costra láctea es una alteración de la piel del recién nacido muy frecuente que aparece en la primera semana de vida y dura hasta el tercer mes. Aunque no es preocupante, hay lociones y cremas que pueden minimizarla.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tratamiento de la costra láctea

Mamá cambiando el pañal a su bebé

La aplicación de cremas y aceite hidratantes favorece la desaparición de la costra láctea, hidratando las escamas y facilitando su retirada suavemente.

No hay un tratamiento concreto para la costra láctea que la haga desaparecer en todos los casos. Existen lociones y cremas que pueden mejorarla y en algunos casos eliminar la dermatitis seborreica por completo. Lo más importante para tranquilizar a los padres es que sepan que la costra láctea desaparece por sí sola después de los tres primeros meses de vida.

Algunas opciones de tratamiento para la costra láctea son:

  • Cremas hidratantes: hay multitud de opciones de cremas dirigidas a la costra láctea del lactante. La mayoría de ellas tienen un efecto regulador de la producción del sebo y un efecto queratolítico (es decir, que eliminan la costra).
  • Aceites: existen lociones grasas que facilitan la desaparición de la costra láctea hidratando las escamas y facilitando su retirada suavemente. A pesar de su aspecto graso no aumentan el contenido de sebo de la piel. Tradicionalmente se aplicaba aceite de oliva o de almendra, que son también buenas opciones.
  • Corticoides tópicos: en los casos de costra láctea con enrojecimiento se puede recomendar cremas de corticoides suaves (como la hidrocortisona 1%) que regulen la inflamación y disminuyan la producción de escamas. Utilizar estas cremas en niños durante un tiempo limitado no supone ningún problema, pero debe estar indicado por un médico.
  • Antifúngicos tópicos: se llaman así a las cremas que se utilizan para tratar los hongos en la piel. Una de las más utilizadas es la crema de ketoconazol 2%, que eliminaría el exceso de hongos de la piel y regularía la inflamación.

Otro aspecto importante del tratamiento de la costra láctea es la retirara o no de las costras que aparecen en esta dermatitis eritematodescamativa. Hay varios puntos de vista sobre este tema, ya que retirar las costras puede ayudar a otros tratamientos a penetrar mejor, pero a veces produce heridas en el cuero cabelludo del bebé. Lo más recomendable es retirarlas siempre con un aceite para evitar traumatismos y si están adheridas a la piel del cuero cabelludo dejarlas para evitar infecciones posteriores.

Prevención de la costra láctea

La costra láctea no es una alteración de la piel que se pueda prevenir. Su origen no está del todo aclarado y al tratarse de una alteración limitada a los tres primeros meses de vida no se le ha dado mucha importancia. A fin de cuentas es más una característica temporal de la piel del recién nacido más que una enfermedad en sí.

Lo más importante para la piel de un bebé es realizar baños suaves, con productos respetuosos para su piel y no necesariamente diarios (no queremos alterar la capa de grasa natural que protege su piel). Después se pueden poner cremas hidratantes para lactantes para mantener la superficie de la piel hidratada y protegida.

La única posible prevención de la costra láctea es iniciar un tratamiento precoz ante las primeras señales de esta enfermedad (leve enrojecimiento del cuero cabelludo, descamación gruesa y grasienta, etcétera). El tratamiento no tiene que ser necesariamente médico, primero hay que empezar con cremas hidratantes y aceites que ayudan a regular la piel y así la dermatitis se controla desde su inicio sin que aparezca una costra pegada amarillenta difícil de hacer desaparecer.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD