PUBLICIDAD

Miodesopsias, ¿qué son las ‘moscas volantes’?

Las miodesopsias, descritas como ‘pelusas flotantes’ o ‘moscas volantes’, son ligeras manchas que se mueven en el campo de visión. Aunque suelen ser benignas, se debe consultar al oftalmólogo si aparecen.
Persona mirando un paisaje con 'pelusas flotando'

Las miodesopsias son manchas oscuras flotantes que aparecen en nuestro campo de visión

Las miodesopsias, que suelen ser descritas por los afectados como pelusas flotantes o moscas volantes, son ligeras manchas oscuras –de color negro o gris– que se mueven en el campo de visión, y que sobre todo se aprecian cuando se fija la vista sobre algo brillante como un papel blanco o el cielo azul.

Casi siempre se producen como una consecuencia normal del proceso de envejecimiento, que causa una degeneración del gel vítreo que recubre el interior del globo ocular. Se forman entonces filamentos compuestos de fibra de colágeno, que flotan en el humor vítreo y generan sombras que entorpecen la visión.

Las miodesopsias generalmente son benignas, sin embargo, es importante acudir al oftalmólogo si aparecen, para asegurarse de que no se deben a una afección importante como un desgarro retiniano –que  podría desencadenar un desprendimiento de retina–, una hemorragia vítrea, o una uveítis. Si además van acompañadas de destellos de luz, pérdida de visión periférica, o dolor, consulta inmediatamente con un especialista.

Además de la edad, la miopía, los traumatismos oculares, o haberse sometido a una cirugía de cataratas, también son factores de riesgo para desarrollar miodesopsias que, aunque son más frecuentes en las personas mayores de 50 años, también pueden afectar a jóvenes, e incluso a niños.

¿Tienen tratamiento las miodesopsias?

Aunque pueden ser muy molestas, en la mayoría de los casos no es necesario tratar las miodesopsias benignas, y la persona afectada termina acostumbrándose y con el tiempo llega a notarlas cada vez menos. Los especialistas recomiendan dirigir la mirada hacia arriba y hacia abajo para eliminar las pelusas del campo de visión.

El tratamiento quirúrgico de las miodesopsias se conoce como vitrectomía, y consiste en extraer el humor vítreo y reemplazarlo con una solución salina

Sin embargo, en aquellos pacientes en los que son tan numerosas y densas que oscurecen su visión, se puede optar por los siguientes tratamientos:

Cirugía: se conoce como vitrectomía, y el procedimiento consiste en extraer el humor vítreo y reemplazarlo con una solución salina. Esta intervención puede presentar complicaciones asociadas como el desprendimiento de retina o las cataratas, por lo que únicamente se recurre a ella si las miodesopsias interfieren gravemente en la capacidad visual del paciente.

Láser: el oftalmólogo puede emplear un láser especial para disolver las miodesopsias y que estas resulten menos perceptibles. Algunos pacientes mejoran con esta terapia, aunque otros no refieren mejoría, o apenas notan la diferencia. El tratamiento con láser, además, incluye ciertos riesgos porque se podría dañar la retina si este dispositivo no se apunta correctamente, y su seguridad a largo plazo no está comprobada; por ello, su uso no está muy extendido.

PUBLICIDAD