PUBLICIDAD

Salud al día
Tricomoniasis
La tricomoniasis es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más frecuentes en todo el mundo. Afortunadamente se soluciona cuando se trata con antibióticos durante un corto periodo de tiempo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Síntomas de la tricomoniasis

La tricomoniasis puede pasar inadvertida en los hombres, pero da síntomas en casi todas las mujeres. No obstante, casi un tercio de los afectados desconocen estar infectados. Los síntomas de la tricomoniasis son diferentes en mujeres y hombres:

Síntomas de la tricomoniasis en mujeres

Los síntomas femeninos de la tricomoniasis son similares a los que producen otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Los más frecuentes son:

  • Inflamación, enrojecimiento y picor en la vulva y alrededor de la entrada a la vagina.
  • Flujo vaginal aumentado, espeso y amarillento. No suele producir mal olor, pero puede ocurrir que huela a pescado.
  • Escozor al orinar y sensación de tener más ganas al terminar de orinar.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales (dispareunia).
  • Dolor en la parte baja del abdomen.

Síntomas de la tricomoniasis en hombres

Los síntomas masculinos son también similares a los de otras ETS o a los de las infecciones urinarias, ya que el único conducto que puede afectarse es la uretra y las glándulas anexas. Los síntomas más frecuentes son:

  • Escozor al orinar y sensación de tener más ganas al terminar de orinar.
  • Dolor al eyacular.
  • Supuración a través de la uretra de un líquido blanquecino y espeso.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales o al masturbarse.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''

PUBLICIDAD