PUBLICIDAD

Dr. Alberto Rodríguez Melcón

Especialista en Obstetricia y Ginecología, y coautor de 'Ser madre a los 40 (y más allá)'
Que una mujer decida tener un hijo a partir de los 40 años es cada vez más frecuente. El Dr. Rodríguez Melcón, obstetra y coautor de 'Ser madre a los 40' nos explica cómo afrontar los posibles riesgos de los embarazos tardíos.
Dr. Rodríguez Melcón
“Existe una relación directa entre la edad materna y la presencia de alteraciones cromosómicas fetales”
Escrito por: Diana Oliver

29/08/2018

En el mundo desarrollado tenemos menos hijos, y los tenemos más tarde, una realidad que lleva a muchas mujeres a una infertilidad involuntaria que quieren revertir. En Ser madre a los 40 (y más allá) Lo que has de saber (Editorial Grijalbo, 2018) el Dr. Alberto Rodríguez Melcón junto a otros expertos del centro Dexeus de Barcelona (clínica especializada en obstetricia, ginecología y reproducción asistida), analizan con rigor el camino que emprenden las mujeres que deciden tener un hijo a partir de los 40 años, una edad menos propicia a nivel biológico para quedarse embarazada, como afirma Rodríguez Melcón. Y en sus pros y sus contras a la hora de hacer este sueño realidad se han centrado los autores, con el objetivo de resolver todas las dudas y miedos que rodean esta circunstancia, para que quienes se enfrenten a ello sepan a qué atenerse. Todo desde la evidencia científica, sin mitos, y basándose en la experiencia de los propios doctores tratando a las personas que acuden a la consulta cuando encuentran dificultades para la concepción.


Ser madre a los 40 (y más allá)

El doctor Pedro N. Barri dice en el prólogo que los humanos nos reproducimos poco, tarde y mal. Son muchos los factores implicados pero, ¿cuál sería a nivel biológico el momento reproductivo idóneo?

Teniendo en cuenta que tanto madres muy jóvenes (adolescentes), como muy mayores, tienen una serie de riesgos incrementados, parece prudente considerar la década que va de los 20 a los 30 años como la más propicia para tener hijos, desde el punto de vista biológico.

¿Qué cuidados o hábitos debe tener una mujer que quiere buscar un embarazo pasados los 38? ¿Son distintos a los de una mujer de 24?

Básicamente debe mantener una vida sana y activa, evitar el consumo de tóxicos como el alcohol, el tabaco, u otras drogas y, en el caso de tener alguna enfermedad como diabetes, hipertensión, etcétera, tenerla bajo control antes de buscar el embarazo. No existen diferencias significativas entre las recomendaciones que haríamos a una mujer de 40 años en comparación a una mujer de 24, por poner un ejemplo.

Aumento de los riesgos para madre y bebé en gestaciones tardías

Se tiende a hablar del 'reloj biológico' femenino –un término que dejáis claro en el libro que no os gusta demasiado–, pero no se habla tanto del masculino. ¿El de los hombres no corre tan deprisa?

Las mujeres empiezan a perder de forma progresiva el potencial reproductivo a partir de los 35 años. Efectivamente, aunque existen determinados riesgos que se incrementan también con la edad paterna, como más abortos o más alteraciones cromosómicas, estos son relevantes a edades más tardías, por encima de los 55-60 años.

La década que va de los 20 a los 30 años es la más propicia para tener hijos, desde el punto de vista biológico

En el libro indicáis que no es recomendable plantearse un embarazo a partir de los 50 años. ¿Qué consecuencias tiene para madre e hijo alargar tanto la edad de concepción?

Como tratamos en el libro, existen tanto problemas médicos, como psicológicos y sociales. Los riesgos para la salud de la madre se incrementan de manera progresiva con la edad, y el aumento de la posibilidad de presentar otras enfermedades crónicas antes de la concepción también empeora los resultados. Para el hijo los problemas pueden deberse al riesgo de prematuridad, ya que en no pocas ocasiones es necesario terminar estas gestaciones de forma precoz.

¿Es cierto que a mayor edad hay también más riesgo de alteraciones cromosómicas fetales, o un mayor riesgo de complicaciones para la madre?

Es correcto, existe una relación directa entre la edad materna y la presencia de alteraciones cromosómicas fetales. Por otro lado, la práctica totalidad de enfermedades propias del embarazo aumentan con la edad.

Mujer embarazada mayor de 40 junto a su pareja
Photo by vilandrra on Pixabay

Técnicas reproductivas punteras

¿De qué técnicas disponemos en la actualidad para lograr la reproducción cuando no se consigue de forma natural?

En la actualidad disponemos de un buen número de opciones que van desde la inseminación artificial, que es lo más sencillo, hasta la fecundación in vitro con diagnóstico genético preimplantacional, que sería la técnica más compleja.

Cuando el embarazo no es posible y se recurre a técnicas reproductivas, ¿podemos decir que hay una técnica mejor para cada caso a nivel individual?

Es evidente que cada problema individual relacionado con la concepción tendrá una solución concreta. Lo que también es cierto es que a mayor complejidad, mayor será la tasa de éxito.

Hay riesgos que aumentan con la edad paterna, como más abortos o alteraciones cromosómicas, pero estos son relevantes a edades más tardías, por encima de los 55-60 años

Someterse a técnicas reproductivas, ¿implica mayores riesgos en el embarazo o parto, en comparación a una fecundación natural?

Están descritos algunos problemas asociados a las técnicas de reproducción asistida (TRA) durante el embarazo, pero los incrementos en los riesgos son poco preocupantes como para tener que especificarlos.

Información contra los mitos y las dudas de ser madre pasados los 40

Internet, blogs, redes sociales y libros como 'Ser madre a los 40', aportan un montón de información sobre salud reproductiva. Las mujeres que llegan a una consulta de reproducción, ¿lo hacen cada vez más informadas?

En cierto modo sí hay una mayor información, pero aún es llamativo el número de mujeres y de parejas que llegan a las consultas con ideas equivocadas como, por ejemplo, una percepción errónea de los “tiempos biológicos” de la reproducción humana.

Los riesgos para la salud de la madre se incrementan de manera progresiva con la edad

No sé si entre tanta información también encontramos mucho ruido informativo. ¿Cómo distinguir una información veraz de un mito en salud reproductiva?

Básicamente por la fuente. Aquella información que procede de entidades oficiales, organismos públicos, asociaciones de profesionales y sociedades científicas suele ser más exacta que la que encontramos en otro tipo de entidades.

Por cierto, ¿cuál es el mayor mito en este sentido?

No sé si es el mayor mito sobre reproducción, pero a mí me llama mucho la atención la cantidad de pacientes que piensan que con remedios naturales o con vitaminas se solucionan todos los problemas.

Recomiendo consultar al médico a partir de los seis meses de búsqueda del embarazo cuando la mujer tenga más de 35 años

Por último, ¿qué recomendaciones le darías a una mujer o a una pareja que está teniendo dificultades para concebir de manera natural?

Las recomendaciones básicas son que reduzcan los tóxicos, llevar una vida sana, intentar no estresarse, y consultar al médico a partir de los seis meses de búsqueda del embarazo cuando la mujer tenga más de 35 años, o a partir del año de búsqueda si tiene menos de 35.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD