Bebés prematuros: riesgos, cuidados y consejos
Conoce los factores de riesgo y las complicaciones asociadas a la prematuridad, así como buenos consejos sobre higiene, alimentación, vacunas o pautas de sueño para cuando tu pequeñín ya esté en casa.

Complicaciones asociadas a la prematuridad y pronóstico

Actualizado: 29 de enero de 2023

La patología de mayor importancia clínica asociada a la prematuridad es la dificultad respiratoria (enfermedad de la membrana hialina, hemorragia pulmonar, síndrome de aspiración, neumonía congénita, neumotórax y displasia broncopulmonar). Además, el bebé prematuro puede presentar apnea recurrente, hipoglucemia, hipocalcemia, hiperbilirrubinemia, anemia, edema, alteraciones neurológicas relacionadas con la anoxia cerebral, inestabilidad circulatoria, hipotermia, sepsis bacteriana y coagulación intravascular diseminada. Los pretérmino tienen con frecuencia dificultades para alimentarse y ganar peso.

PUBLICIDAD

En los neonatos muy pretérmino es frecuente encontrar hemorragias intraventriculares (en el interior del cerebro), que son responsables del shock y el colapso súbito durante los primeros días de vida. Los problemas hallados en los niños con bajo peso para la edad gestacional o CIR son: asfixia perinatal, hipoglucemia, hipotermia, hemorragia pulmonar, aspiración meconial, enterocolitis necrotizante, policitemia, y enfermedades relacionadas con las malformaciones congénitas, síndromes o infecciones.

Complicaciones de los bebés prematuros

Hay una elevada incidencia de malformaciones en los niños pretérmino y en los de bajo peso para su edad gestacional. La presentación de nalgas es común. Son muy frecuentes las malformaciones cardiovasculares: defecto del tabique interventricular (que separa el lado derecho del corazón del izquierdo) o persistencia del ducto arterioso.

PUBLICIDAD

Los neonatos con íleo meconial, obstrucción intestinal y encefalocele son a menudo pretérmino. Pueden encontrarse dos casos opuestos: la hipoglucemia (baja glucosa en sangre) o la hiperglucemia (alta glucosa en sangre).

La apnea recurrente (cese de la respiración durante más de 20 segundos) es más frecuente en neonatos con menos de 1.500 gr de peso o 32 semanas de gestación.

La fibroplasia retrolental (retinopatía del prematuro) se presenta en neonatos pretérmino tratados con oxígeno a concentraciones superiores a las que existen en el aire ambiental. El aumento de la presión arterial de oxígeno produce una intensa vasoconstricción arterial (las arterias reducen su diámetro, se estrechan), con el consiguiente daño hipóxico de la retina inmadura.

PUBLICIDAD

Se puede observar también kernicterus asociado a hiperbilirrubinemia en los niños pretérmino. El kernicterus consiste en el depósito de bilirrubina en los ganglios basales del niño (en el cerebro) cuando los niveles de esta en sangre superan los 20 mg/dl. Produce retraso mental, alteraciones motoras y del movimiento, y alteraciones sensitivas (ceguera o sordera).

Uno de los problemas más frecuentes que se presentan en el neonato pretérmino es la inmadurez de órganos y sistemas que le impiden, por ejemplo el control normal de la temperatura corporal, la función pulmonar, la nutrición, o la eliminación de los productos de desecho, lo que condiciona la supervivencia del niño.

Bebé prematuro en el hospital con asistencia respiratoria

Pronóstico de los bebés prematuros

Actualmente existe un 95% o más de posibilidades de supervivencia en neonatos que pesan entre 1500 y 2500 gr, pero aquellos que pesan menos tienen una alta mortalidad. Muchas de estas muertes en bebés prematuros se atribuyen a infecciones.

PUBLICIDAD

Entre los recién nacidos pretérmino hay un aumento de la incidencia de síndrome de muerte súbita del lactante, ganancia anormal de peso, malos tratos, o inadecuada relación entre la madre y el hijo.

El hecho de ser pretérmino, por sí solo, puede ser perjudicial para el desarrollo posterior. En general, cuanto mayor sea la inmadurez y menor el peso del niño en el momento del nacimiento, mayor será la probabilidad de déficit intelectual y neurológico (parálisis cerebral, sordera, defectos visuales y dificultad de aprendizaje); aunque el cociente intelectual medio es de 90-97% y la mayoría tienen un rendimiento escolar normal.

Bebé prematuro

Los problemas de conducta y personalidad son más frecuentes en los pretérmino que en los recién nacidos a término. Se sospecha que pueda deberse al aislamiento de los primeros días y a la alteración en la relación entre madre e hijo. Este tipo de trastornos pueden reducirse si se evitan hospitalizaciones largas y se anima a los padres a participar en el cuidado del niño desde el principio.

PUBLICIDAD

¿Cuándo recibirá el alta mi bebé prematuro?

Antes del alta, es necesario que el pretérmino sea capaz de tomar toda la alimentación por vía oral (por biberón o lactancia materna). Debe haber aumentado de peso y tener una temperatura estable. No debe haber tenido alteraciones cardiovasculares o respiratorias recientes, y es preciso que se haya suspendido la administración de oxígeno o fármacos.

Deben realizarse los exámenes correspondientes en niños que han requerido oxígeno o catéteres, así como realizarse una audiometría (prueba para evaluar la audición) y análisis de sangre. Si se han resuelto todos los problemas médicos graves y el ambiente familiar es adecuado se da el alta.

Creado: 14 de diciembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD