Los síntomas de los ictus pueden variar considerablemente en función de la región del cerebro que haya quedado exenta de sangre. Esto dificulta en gran medida el reconocimiento del ataque. Para poder identificar o sospechar un caso de ictus antes de acudir a un hospital deberemos estar ante alguno de estos síntomas:

  • Debilidad de algún lado de la cara (sensación de que se cae un lado de la cara), siendo incapaz de sonreír o de enseñar los dientes.
  • Pérdida brusca de la fuerza de un brazo o de la pierna del mismo lado que el brazo.
  • Incapacidad para expresarse o hablar correctamente, emplear palabras inapropiadas o dificultad para entenderlas.

En algunos casos, se pueden presentar los tres tipos de síntomas a la vez, cuando el territorio afectado sea por oclusión de la arteria cerebral media, que es la más frecuentemente afectada.

Ictus, aprende a identificarlo

Los síntomas en los casos de ictus hemorrágicos pueden ser menos característicos, y presentarse como una cefalea inusual acompañada de vómitos, mareos tipo vértigo con dificultad para mantener el equilibrio, o incluso con disminución brusca del nivel de conciencia o coma.

Si aparece alguno (o varios) de estos síntomas, hay que llamar inmediatamente al teléfono de emergencias médicas, tratando de mantener la calma, e indicando al personal los síntomas que presenta la persona de la manera más exacta posible.

Creado: 29 de julio de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD