PUBLICIDAD

Mononucleosis infecciosa
Es conocida como “la enfermedad del beso” porque se propaga al entrar en contacto con la saliva de los infectados. La mononucleosis es muy frecuente en niños y adolescentes, porque la mayoría de los adultos ya están inmunizados.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga

Diagnóstico de la mononucleosis infecciosa

Diagnóstico de la mononucleosis infecciosa

El virus de Epstein-Barr (VEB) causante de la mononucleosis infecciosa puede aislarse en el laboratorio a partir de saliva, sangre periférica o tejido linfoide. La presencia de linfocitos T atípicos (linfocitos de Downey) superior al 10% también corrobora el diagnóstico.

Se realizan estudios serológicos para demostrar la presencia de anticuerpos heterófilos, como la prueba de Paul Bunnell-Davidson, para diagnosticar mononucleosis infecciosa.

Otra técnica más reciente para demostrar la presencia de estos anticuerpos es la de Mono Test (Hoff-Bauer). Estas pruebas contribuyen a diferenciar la mononucleosis de otras enfermedades que pueden presentar síntomas similares, como las causadas por citomegalovirus, virus de la hepatitis o del SIDA, toxoplama gondii, ciertos fármacos, etc.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD