PUBLICIDAD

La cirugía robótica mejora el tratamiento de la apnea del sueño

La apnea obstructiva del sueño ya se puede tratar en algunos casos con un sistema de cirugía robótica mínimamente invasiva, que permite extirpar una mayor cantidad de tejido y mejorar la oxigenación nocturna.
Escrito por: Natalia Castejón

05/01/2018

La cirugía robótica

El tiempo que dura la intervención con cirugía robótica se reduce a unos 90 minutos.

La técnica de cirugía robótica ha permitido al Hospital Universitario Vall d’Hebron, en Cataluña, tratar con excelentes resultados a siete personas diagnosticadas con el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS). El Dr. Juan Lorente y el Dr. José Fernando Fuentes han sido los encargados de llevar a cabo las intervenciones gracias al llamado Sistema Da Vinci®, con el que es posible extirpar una mayor cantidad de tejido, mejorando la oxigenación nocturna y disminuyendo así el número de apneas y la somnolencia diurna.

Para el Dr. Lorente este método de intervención quirúrgica transoral (a través de la cavidad oral) constituye un gran avance en las cirugías mínimamente invasivas para resolver los problemas de faringe, como la apnea del sueño, un trastorno de las vías respiratorias que afecta a entre el 4% y el 6% de los varones, y a entre el 2% y el 4% de las mujeres, aunque solo se diagnostican y tratan entre el 5% y el 9% de los afectados.

El Sistema Da Vinci permite eliminar el tejido que obstruye las vías aéreas en la apnea del sueño sin necesidad de traqueostomía, de una manera más rápida y menos invasiva

Una cirugía más rápida y con menos efectos adversos

El empleo de este método de cirugía proporciona numerosas mejoras, entre las que destacan que permite la separación del tejido problemático de una manera muy poco invasiva, pues se accede mejor a la zona afectada y no hace falta realizar una traqueostomía (incisión en la tráquea), el tiempo que dura la intervención se reduce a unos 90 minutos, y también se consigue disminuir la permanencia hospitalaria y los efectos adversos a nivel estético o funcional.

Estas cirugías se han realizado ya en siete pacientes con apnea del sueño, todas ellas con éxito. Por ejemplo, en el primero de los casos en los que se intervino con el Sistema Da Vinci fue un hombre de 43 años diagnosticado con hipertensión y que llevaba dos años siguiendo un tratamiento con presión positiva continua en la vía aérea (CPAP). Los resultados de la intervención fueron muy buenos, ya que a los cuatro días fue dado de alta, presentaba una correcta respiración, y no experimentó problemas para tragar ni sangrados.

Los expertos han afirmado que esta técnica es una alternativa muy prometedora que está indicada para las personas que padecen apnea obstructiva del sueño y que no responden de manera favorable al tratamiento convencional y tengan tejido linfoide muscular o mucoso que les obstruya las vías aéreas y les dificulte la respiración.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD