PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Audiometría
La audiometría es una prueba que evalúa el funcionamiento del sistema auditivo, que permite determinar la capacidad de una persona para escuchar los sonidos y la fase del proceso de audición que está alterada.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace la audiometría

Para realizarte una audiometría, cuando llegues a la clínica te harán unas preguntas generales acerca de tu estado de salud y sobre las situaciones en las que has notado dificultad para escuchar sonidos, si es así. Justo después, te observarán con el otoscopio el interior del conducto auditivo y el tímpano. Tras realizar este estudio básico, te pedirán que pases a una cabina donde te pondrás diferentes cascos con altavoces.

En primer lugar, te pedirán que te pongas un caso en la oreja derecho y luego otro en la oreja izquierdo. Con estos cascos se estudia la conducción aérea, es decir, la transmisión del sonido con normalidad a través del sistema auditivo. Luego te pondrán unos cascos que se colocan detrás de cada oreja, apoyados en el hueso. Con ellos se estudia la conducción ósea, que sirve para saber si el sistema nervioso funciona correctamente en cuanto a entender los sonidos.

Con cada uno de estos cascos, el realizador de la prueba emitirá diferentes pitidos con intensidad y tono diferentes. Te pedirá que hagas una señal cada vez que oigas un pitido; así se podrá identificar a qué volumen y tono no escuchas bien los sonidos. Después probará con cada casco si entiendes diferentes palabras que pronunciará correctamente, pero que escucharás a intensidad y tonos diferentes. Te solicitará que las repitas inmediatamente después de escucharlas. La segunda parte de la prueba es la más importante, ya que se estudia cómo en el día a día hay dificultad para entender palabras o frases.

Durante toda la prueba podrás estar sentado o de pie. En ningún momento notarás dolor o molestias, ya que se trata de una prueba sencilla. Si tienes un sistema auditivo muy enfermo puede que notes mareo, como te puede ocurrir en otras situaciones. Si te sucede, avisa al técnico de la prueba para que la interrumpa durante un momento.

Al instante después de la prueba se podrán obtener los resultados. El profesional que ha realizado la prueba o un médico pueden interpretar los resultados en el momento, e incluso recomendar algún tratamiento, como una prótesis auditiva. Debido al alto precio de estos dispositivos, es recomendable que se piense durante un tiempo antes de realizar el desembolso, y que se consulte a un médico antes, si no se ha hecho ya.

Complicaciones de la audiometría

No se conocen complicaciones de la audiometría. Es una prueba completamente segura que no entraña riesgos para las personas que se someten a ella. El único problema que podría surgir es que la prueba se haya realizado de forma inadecuada y sus resultados no sean fiables, lo que puede suponer que el paciente realice un gasto innecesario en una prótesis auditiva. Por ello, se recomienda consultar siempre con el especialista en caso de duda y acudir a centros que ofrezcan garantías.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD