Lavado gástrico
El lavado gástrico es una técnica médica que permite succionar todo el contenido del estómago e introducir agua que limpie su interior para evitar que se absorban tóxicos ingeridos de forma accidental o voluntaria.

Complicaciones del lavado gástrico

Actualizado: 26 de mayo de 2020

El lavado gástrico es una técnica segura y muy utilizada hoy en día, pero no está exenta de riesgos como sucede con cualquier otra técnica invasiva. Por eso en la actualidad su uso se ha limitado a los casos en los que es necesario realizarlo.

Los problemas más frecuentes que puede ocasionar son:

  • Sangrado menor por rasgar la pared del tubo digestivo al pasar la sonda.
  • Paso de la sonda a la tráquea, provocando a veces una neumonía.
  • Espasmo de las cuerdas vocales reactivo, que impide la respiración durante unos segundos.
  • Lesión durante la técnica de la pared del esófago o del estómago, a veces llegando a hacer un agujero que requiere cirugía.
  • Problemas provocados por la sedación, como puede suceder en otros procedimientos.
  • Paso del contenido gástrico al intestino delgado, al empujarlo con la sonda.

Creado: 22 de noviembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD