PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Análisis de heces
El análisis de heces –restos de los alimentos que no se han podido digerir ni absorber– es una prueba sencilla y barata que permite detectar enfermedades de todo el tubo digestivo y las glándulas asociadas.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Resultados del análisis de heces

Los resultados del análisis de heces pueden incluir los siguientes parámetros:

Composición

Se detectan alteraciones en el porcentaje de los componentes de las heces. Los porcentajes no son exactos y varían con facilidad de una muestra a otra.

  • Proteínas: 2-3%. La mayor presencia de proteínas en las heces se puede relacionar con la dieta o con una mala digestión de proteínas. Se relaciona con el estreñimiento.
  • Grasa: 10-20%. Cuando el porcentaje de grasa supera el 20% se puede hablar de esteatorrea. Se debe a una mala digestión o malabsorción de las grasas en el tubo digestivo. Se relaciona con la diarrea.
  • Minerales: 10-20%. No tienen mucha importancia en el estudio de las heces. La malabsorción de los mismos se estudia mejor en análisis de sangre.
  • Restos no digeribles (fibra) 30%. Depende directamente de la dieta, no tiene importancia en ninguna enfermedad.
  • Bacterias 30%. El porcentaje suele ser bastante estable. Lo más importante son las características de esos microorganismos que se estudian con un coprocultivo.

Detección de enzimas

Las enzimas que actúan en el tubo digestivo son segregadas por el estómago y por el páncreas principalmente. También hay otras que actúan en la propia pared intestinal, pero están fijadas y no se pueden estudiar en un examen de heces. Las más importantes son:

  • Peptidasa: segregada en el estómago, digiere los péptidos. No se suele estudiar en heces.
  • Lipasa: segregada por el páncreas, digiere los lípidos.
  • Triptasa: segregada en el páncreas, digiere ciertas proteínas.
  • Elastasa: segregada también en el páncreas, digiere proteínas elásticas.

El estudio de estas enzimas consiste simplemente en detectar su presencia o no. Cuando no están puede deberse a una insuficiencia pancreática exocrina (que se relaciona con pancreatitis crónica) o a una obstrucción de la vía biliar inferior (por litiasis biliar, por ejemplo).

Examen en fresco

Con la visualización directa de las heces disueltas en suero podemos separar los elementos más grandes de las heces y observar las siguientes estructuras:

  • Fibras: es lo que más se ve, su presencia es normal.
  • Parásitos: es fácil observar amebas o giardias cuando están invadiendo el tubo digestivo.
  • Quistes: habitualmente tanto las amebas como las giardias se observan en forma de quiste en este tipo de examen. Así pueden resistir el paso por el ano.
  • Huevos: algunos parásitos son demasiado grandes y no salen por el ano, pero sí lo hacen sus huevos. Es el caso de las lombrices intestinales tipo estrongiloides, ascaris, etc.

Coprocultivo

Se pueden estudiar las diferentes cepas de bacterias que están presentes en las heces. Lo habitual es encontrar bacterias comensales del intestino grueso, pero en situaciones de infección se observan patógenos agresivos como salmonela o shigela.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD