PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Tricograma capilar
El tricograma capilar es una prueba sencilla que analiza las características de una muestra de cabello para diagnosticar la alopecia y otras patologías, y controlar la efectividad del tratamiento.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es un tricograma capilar

Tricograma capilar

Un dermatólogo con experiencia en tricología puede interpretar las diferentes formas y alteraciones del cabello en cada enfermedad realizando un tricograma capilar.

El tricograma capilar es una prueba semi-invasiva que permite el estudio del cabello. Se conoce desde 1964, cuando varios investigadores comenzaron a publicar estudios que demostraban la utilidad de observar bajo un microscopio diferentes partes del cabello para el diagnóstico de distintos tipos de alopecia. Desde entonces se han identificado datos muy útiles para clasificar las alopecias y controlar la efectividad de su tratamiento a través del tricograma.

Se considera una prueba semi-invasiva, ya que no se causa ningún daño directo considerable sobre el paciente, pero para obtener una muestra adecuada para su estudio se necesita arrancar el cabello con un tirón firme. Esta tracción puede ser molesta y por ello no se considera una prueba totalmente no invasiva. Con el tricograma se pueden estudiar: el extremo proximal (también llamdo raíz o bulbo), el tallo, y el extremo distal (o punta). Si solo se desea ver el tallo o el extremo distal del cabello se puede realizar un corte y evitar así arrancar pelos.

La prueba es sencilla y cómoda para el paciente, por lo que se utiliza muy frecuentemente. Además, es una prueba muy rápida de realizar y de interpretar, por eso muchas veces se puede hacer en la misma consulta médica si se tiene a mano un microscopio. Requiere poco material, tan solo un dermatólogo con experiencia en tricología que sepa interpretar las diferentes formas y alteraciones del cabello en cada enfermedad.

Aunque el tricograma aporta información muy útil para el médico y el paciente, hay que tener en cuenta que es solo un dato más a la hora de realizar un diagnóstico correcto. Sólo con un interrogatorio y una exploración capilar adecuados, el tricograma será de ayuda. También hay que tener en cuenta que el tricograma se realiza en un momento concreto y hay muchas enfermedades capilares que son cíclicas, por lo que el resultado puede estar equivocado.

Actualizado: 13 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD