PUBLICIDAD

Impétigo
Se llama impétigo vulgar o contagioso a una infección de la piel producida por bacterias, que afecta principalmente a niños pequeños. No es grave, pero es muy contagioso, por lo que debe ser tratado cuanto antes.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Síntomas del impétigo

Síntomas del impétigo

Los síntomas del impétigo se aprecian en la piel, que presenta las siguientes características:

  • Inicialmente la piel toma un color más rojizo, como si estuviera irritada, y el paciente siente picor en la zona.
  • Brotan vesículas y pequeñas ampollas de pared muy fina que se rompen fácilmente y sueltan pus al exterior. Este pus es muy contagioso y hay que evitar el contacto con él.
  • Piel en carne viva, enrojecida y con sangre.
  • Ampollas más resistentes que tienen alrededor costras amarillentas, del color de la miel, muy características del impétigo. También pueden aparecer costras al coagularse la sangre en lesiones más profundas.
  • Ganglios inflamados cerca de la piel afectada. Se desplazan al moverlos y pueden doler, aunque lo más frecuente es que pasen desapercibidos.

La erupción comienza en un solo punto de la cara, labios, brazos o piernas. La zona que se afecta con más frecuencia es la cara alrededor de la boca (los niños pequeños además suelen dejar la baba alrededor de la boca y eso favorece la infección). La afectación del tronco, manos y pies es muy poco frecuente. Cuando la persona afectada se rasca puede propagarse la infección a otras zonas de su cuerpo. En ningún momento aparece fiebre o malestar general, ya que es una infección localizada y superficial.

Actualizado: 19 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD