Insuficiencia cardíaca
Cualquier enfermedad que dañe el corazón puede debilitarlo de tal forma que le impida realizar correctamente su función de bombeo de la sangre. Aprende a evitar las causas de la insuficiencia cardiaca y controlar esta frecuente enfermedad crónica.

Diagnóstico de la insuficiencia cardíaca

Actualizado: 25 de noviembre de 2017

Para diagnosticar correctamente que una persona padece insuficiencia cardíaca no es necesario realizar pruebas complejas, tan solo es preciso que el médico realice una entrevista clínica completa y explore adecuadamente al enfermo. En la entrevista preguntará por los síntomas que más preocupan al paciente, su intensidad y en qué situaciones aparecen. En la exploración auscultará el corazón buscando ruidos o soplos, los pulmones, para comprobar si tienen sangre estancada, y también buscará edemas en los tobillos.

El resto de pruebas que se realizan sólo sirven para reafirmarse en el diagnóstico, establecer la intensidad de la insuficiencia cardíaca y descartar complicaciones graves. Las pruebas que el médico solicitará son:

  • Analítica de sangre: comprobará los niveles de glóbulos rojos, plaquetas, sales minerales y oxígeno en la sangre. A día de hoy hay una molécula que tiene especial interés en la insuficiencia cardíaca, el Péptido Natriurético Cerebral o BNP. Esta sustancia se eleva en situaciones de insuficiencia cardíaca y en poco tiempo será un dato esencial para el diagnóstico y control de esta enfermedad.
  • Electrocardiograma: con él se descartarán alteraciones del ritmo cardíaco, aumentos de tamaño del corazón o infartos de miocardio.
  • Radiografía de tórax: con ella el médico podrá comprobar si el corazón se ha agrandado y también si los pulmones tienen acúmulos de sangre.
  • Ecocardiograma: cada día más importante para determinar la presión sanguínea dentro del corazón y medir directamente su tamaño.

Creado: 14 de mayo de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD