PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El café mejora la función de los vasos sanguíneos

Una nueva investigación ha demostrado que el consumo de una taza diaria de café con cafeína podría mejorar la salud cardiovascular porque favorece la función de los pequeños vasos sanguíneos.
El café mejora la función de los vasos sanguíneos

26 de Noviembre de 2013

Una nueva investigación, que se ha presentado en las Sesiones Científicas de la Asociación Americana del Corazón, ha revelado que el consumo de una taza de café con cafeína mejora significativamente el flujo sanguíneo en un dedo, lo que sirve de modelo para conocer el funcionamiento del interior de los vasos sanguíneos más pequeños del organismo humano.

En el estudio participaron 27 personas sanas, con edades comprendidas entre los 22 y los 30 años, y se observó que aquellos que bebieron café con cafeína experimentaron un aumento del 30% en su flujo sanguíneo durante 75 minutos, en comparación con los que habían tomado café descafeinado.

Estos voluntarios no eran bebedores habituales de café, y durante la investigación cada uno de ellos tomó una taza (14,79 cl) de café –normal o descafeinado–, tras lo cual se comprobó su flujo sanguíneo mediante flujometría con láser doppler, una técnica no invasiva que permite observar la circulación de la sangre a nivel microscópico.

El estudio mostró que el consumo de café con cafeína elevaba ligeramente la presión arterial y mejoraba la función del revestimiento interior de los vasos sanguíneos

Ni los participantes ni los investigadores sabían el tipo de café que estaban tomando en cada momento, y el experimento se repitió dos días más tarde. Los resultados mostraron que el café con cafeína elevaba ligeramente la presión arterial y mejoraba la función del revestimiento interior de los vasos sanguíneos, mientras que la frecuencia cardiaca era similar en ambos grupos.

Estudios anteriores sobre el café ya habían mostrado que su consumo estaba relacionado con una reducción del riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares, y que las altas dosis de cafeína podían mejorar la función de las arterias más grandes.

Masato Tsutsui, cardiólogo, profesor de la universidad de Ryuku de Okinawa (Japón), y uno de los autores principales del trabajo, ha explicado que si bien desconocen cuál es el mecanismo por el que la cafeína mejora la función de los pequeños vasos sanguíneos, parece que puede contribuir a abrirlos y reducir la inflamación y, de esta forma, mejorar la salud cardiovascular.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD