PUBLICIDAD

Blue Majik, mitos y verdades del ‘mágico’ ingrediente azul

Batidos, tostadas…, el color azul que inunda las fotos de recetas en Instagram se debe al Blue Majik, un derivado del alga spirulina al que se le han atribuido propiedades casi 'mágicas'. Descubre si es tan saludable como lo pintan.
Blue majik en una receta healthy

El polvo Blue Majik tiñe de azul cualquier alimento.

Hace unos años la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogaba al alga spirulina como un superalimento, y ahora uno de sus derivados, el denominado Blue Majik (Arthrospira platensis), ha cobrado protagonismo, especialmente en la red social Instagram, donde este polvo ha teñido de un llamativo color azul brillante todo tipo de platos, desde smoothies y boles, hasta tostadas.

A este alga –que se comercializa como un polvo azulado o en pastillas– se le han atribuido grandes propiedades para la salud, casi todas relacionados con uno de sus componentes, la ficocianina, que es la que le aporta ese color tan característico. Se vende como un alimento rico en hierro, vitamina A y B12, lo que a priori lo hace ideal para los vegetarianos que necesitan un aporte extra de esta última vitamina y que son uno de los colectivos que más lo busca en tiendas online.

Debido a su sabor salado, la cantidad diaria que se toma de Blue Majik solo proporciona 25 microgramos de vitamina A, el equivalente a un mordisco de zanahoria

Además, también se le suponen efectos antiinflamatorios, que ayudarían a calmar los dolores de cabeza y de las articulaciones, y los calambres, y se la considera rica en fenilalanina, un aminoácido que produce una sensación de saciedad que reduce el apetito.

El Blue Majik se vende a un precio elevado –unos 50 euros por cada 50 gramos– y se ha convertido en una atrevida opción para realzar cualquier plato y hacerlo más vistoso, pues le aporta un color azulado que no pasa desapercibido, y prueba de ello son los más de 15.000 resultados que aparecen en Instagram al teclear #BlueMajik.

 

 

Una publicación compartida de @ themindfulfoodie_ el

¿Es el Blue Majik tan bueno como lo pintan?

Pero hasta aquí los likes y la fama. Y es que, en el Blue Majik, como ocurre con otros alimentos que han adquirido fama a través de las redes sociales, "no es oro todo lo que reluce". La dietista-nutricionista Lucía Redondo nos explica algunos aspectos importantes que se deben conocer antes de recurrir a este producto para conseguir sus milagrosos efectos. Y es que la cantidad de este polvo que se utiliza para elaborar los platos es muy poca, pues los que lo han probado dicen que tiene un sabor salado muy parecido al de las algas –no hay que olvidar que proviene de una–, por lo que suele diluirse con otros ingredientes y bebidas para disimularlo. Por no hablar de que, en exceso, puede generar sed e incluso estreñimiento.

Por este motivo, indica la experta, aunque se venda como un producto con grandes cantidades de vitamina A, la cantidad real que se puede obtener del Blue Majik al día son 25 microgramos de esta vitamina; es decir, lo mismo que te podrían aportar tres gramos de zanahoria. ¡Menos de un mordisco!

Blue majik smoothie
Son muchos los que diluyen el Blue Majik con otras bebidas para ocultar su sabor 'marino'.

Además, no hay ningún estudio científico con seres humanos que corrobore las propiedades que se le atribuyen a esta variedad azulada de la spirulina, y solo se han realizado pruebas con ficocianinas en ratones, como en el estudio publicado en la revista Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, donde ha demostrado que tiene una actividad antioxidante y antiinflamatoria, reduce la respuesta alérgica, y protege el hígado y las neuronas.

Pero no hay que caer en el error de pensar que los efectos que tiene en los ratones serán similares en las personas –advierte Lucía Redondo–, pues a estos animales se les suele administrar una dosis muy superior a las que toman los humanos, y nuestra salud es también más compleja.

Además, otros estudios han puesto en el punto de mira a la vitamina B12 de la spirulina y sus derivados, pues se cree que no tiene actividad vitamínica. Parece ser que esto ocurre porque sus análogos de B12 son inactivos; es más, pueden llegar a unirse a los mismos receptores que la B12 activa, impidiendo su actividad.

Una buena opción como colorante

El Blue Majik, sin embargo, sí constituye un potente colorante natural, por lo que, dejando a un lado sus supuestas propiedades para la salud, podemos considerarlo una buena opción para proporcionar un llamativo color azulado a cualquier tipo de plato. Los más comunes y populares en las redes sociales son la mezcla de este polvo derivado de la spirulina en boles de batidos de frutas, como el popular Unicorn Smoothie, pasteles, helados, yogur, e incluso en el queso crema para hacer tostadas azules, conocidas como las tostadas sirena (mermaid toast).

Blue majik con coco
El Blue Majik se ha convertido en uno de los colorantes favoritos de los foodies.

Actualizado: 17 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD