Dieta antiinflamatoria: cómo te ayuda y qué alimentos incluye

Analizamos en qué consiste la dieta antiinflamatoria y qué alimentos incluye este modelo de alimentación basado en la prevención de la inflamación crónica que se relaciona con la aparición de enfermedades metabólicas.

Dieta antiinflamatoria: cómo te ayuda y qué alimentos incluye

Vista superior de una mujer en el sofá comiendo dieta antiinflamatoria

Actualizado: 28 de noviembre de 2022

Qué es la dieta inflamatoria

La dieta inflamatoria se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. Calificada como un remedio para combatir la inflamación, este tipo de alimentación no deja de ganar adeptos cada día. Parece una nueva dieta milagrosa, pero nada más lejos de la realidad.

Aunque su fama en el ámbito popular es notable, lo cierto es que también lleva años siendo objeto de estudio por parte de la comunidad científica. En este sentido, la dieta antiinflamatoria no deja de ser un modelo de alimentación bastante conocido, pero con otro nombre más rimbombante. ¿Quieres saber en qué consiste exactamente este tipo de alimentación, para qué sirve y qué alimentos incluye? Sigue leyendo…

PUBLICIDAD

¿Qué es la inflamación y cómo nos afecta?

En primer lugar debemos comenzar definiendo qué es la inflamación. La inflamación es una respuesta natural de nuestro sistema inmunitario ante ciertas agresiones caracterizada por la hinchazón o enrojecimiento de los tejidos. Seguro que lo visualizas fácilmente si hablamos de una herida o lesión externa que tiene una clara sintomatología. ¿Pero, qué pasa con los tejidos de nuestros órganos?

Los aparatos digestivo e inmunitario también pueden sufrir inflamación cuando se exponen ante ciertos agentes a través de la dieta. Y precisamente esto es lo que buscan combatir las dietas antiinflamatorias. Además, si nuestra alimentación no incluye alimentos saludables estas inflamación puede llegar a ser crónica o recurrente, favoreciendo la presencia de enfermedades metabólicas como diabetes, dolencias cardiovasculares o algunos tipos de cáncer.

Alimentos incluidos en la dieta antiinflamatoria

Alimentos incluidos en la dieta antiinflamatoria

De esta forma, los alimentos que han mostrado beneficios protectores sobre la inflamación crónica con los siguientes:

PUBLICIDAD

  • Frutas, verduras y hortalizas: tanto por su contenido en vitaminas y minerales como en fibra dietética, los alimentos vegetales por antonomasia cuya presencia en la dieta debe ser fundamental sirven para prevenir los procesos inflamatorios.
  • Cereales integrales: gracias a su elevado aporte en fibra dietética disminuyen los procesos inflamatorios. Ejemplos: pan integral y pasta integral o elaborada con el grano completo.
  • Bayas, té y cacao: sus flavonoides tienen actividad antiinflamatoria.
  • Verduras de hoja verde y crucíferas: alimentos como las coles de Bruselas, kale, apio, espinacas o coliflor son ricas en compuestos bioactivos como los glucosinolatos, además de varios carotenoides como betacaroteno, luteína y zeaxantina.
  • Pescados azules, nueces y semillas de lino: alimentos ricos en grasas poliinsaturadas saludables de tipo DHA (ácido docosahexaenoico) perteneciente al famoso grupo de los omega-3.

    PUBLICIDAD

  • Cebolla y ajo ricos en compuestos organosulfurados.
  • Aceite de oliva rico en vitamina E con actividad antioxidante, también relacionada con la reducción de la inflamación crónica.
Alimentos a evitar en la dieta antiinflamatoria

Alimentos a evitar en la dieta antiinflamatoria

Por otro lado y al igual que existen alimentos con la capacidad de prevenir la inflamación, también existen productos de consumo frecuente en las dietas modernas cuyo efecto en el organismo se relaciona con un aumento de los procesos inflamatorios:

  • Bebidas alcohólicas: son uno de los productos más irritantes que existen para la mucosa intestinal. Esto conlleva también un alto grado de inflamación crónica si las consumimos frecuentemente, lo que se relaciona con enfermedades como el cáncer.
  • Grasas trans o hidrogenadas: estas grasas modificadas también contribuyen notablemente al aumento de la inflamación crónica.

    PUBLICIDAD

  • Embutidos y carnes procesadas: tanto por el alto nivel de sal como de grasas de bajo valor nutricional que se relacionan con el aumento de las enfermedades cardiovasculares.
  • Snacks, patatas fritas y aperitivos fritos: estos productos contribuyen al aumento de la inflamación crónica a través de sus aceites de bajo valor nutricional.
  • Dulces, bollería y otros ultraprocesados: tanto el azúcar como las grasas insanas que contienen estos productos aumentan el estado de inflamación crónica.
Madre comiendo comida de dieta mediterránea

Dieta antiinflamatoria: saludable, pero nada nuevo

Como puedes comprobar, la dieta antiinflamatoria no supone ninguna revolución ni fórmula secreta. Simplemente es una dieta mediterránea que incluye alimentos saludables y huye de aquellos ingredientes que tradicionalmente se relacionan con prejuicios hacia la salud.

PUBLICIDAD

Igualmente, es interesante acercar a la población el concepto de ‘inflamación’ como marcador para la aparición de diferentes enfermedades. Normalmente solemos hacer hincapié en aquellas dietas que previenen el aumento del peso u obesidad, pero no reparamos en cómo afectan más allá de la apariencia física y en la posible aparición de diferentes enfermedades.

Adicionalmente, otros hábitos de vida como el sedentarismo, el tabaquismo, la falta de sueño o el estrés también pueden contribuir notablemente al aumento de la inflamación crónica. No todo se limita a la relación con la dieta. Por ello, el seguimiento de hábitos de vida saludables como la práctica habitual de actividad física y la inclusión de alimentos ricos en nutrientes de interés marcará la diferencia a la hora de prevenir la inflamación crónica.

Creado: 9 de noviembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD