PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Curiosidades médicas

Poké, cómo preparar tu bol hawaiano

La nueva tendencia gastronómica se sirve en boles de sushi, y tiene al arroz y al pescado crudo como sus principales ingredientes. El poké es una opción vistosa, sana, rápida y llena de nutrientes traída de Hawái.
Poké

El poké viene de Hawái y está lleno de proteínas, minerales, vitaminas y fibra.

Te gusta cuidarte, pero no te sobra el tiempo. ¿Tienes algo de arroz cocido, pescado crudo en dados y un botecito de salsa de soja? En lo que lees este artículo podías haber terminado de preparar tu propio poké, la nueva tendencia culinaria en expansión que promete brindarte un plato rápido –perfecto para cuando no nos apetece cocinar–, asequible y muy sano.

El poké es un plato que tiene su origen en el archipiélago de Hawái (EE.UU.), las primeras apariciones en los libros de cocina datan de los años setenta, y las preparaciones más básicas constan de tan solo tres elementos, arroz, pescado crudo y salsa de soja. Suele servirse en un bol o cuenco, tan de moda últimamente entre los foodies de Instagram y en cada vez más restaurantes, y es una receta muy completa, pues contiene carbohidratos, proteínas, fibra, vitaminas y minerales, por lo que es una opción saludable a la que se puede recurrir como aperitivo (a modo de ensalada), como plato único o como comida para llevar.

Cómo crear tu propio poké paso a paso

Según explican los londinenses Celia Farrar y Guy Jackson en su apetecible libro ‘Poké, cuencos de sushi con inspiración hawaiana’ (Ed. Lunwerg, 2018), este plato se debe crear de la siguiente manera:

  1. Montar la base, que se puede hacer con arroz redondo, arroz negro o quinoa. Aunque también se pueden usar otros cereales, pasta u hortalizas.
  2. Sobre la base se coloca el que se considera el ingrediente estrella de este plato, el pescado crudo, que puede ser el ahí (atún de aleta amarilla) –el tradicional y más utilizado–, bonito, salmón, pez mantequilla o incluso vieiras. Cualquier pescado se puede usar siempre que este cortado, a poder ser en cuadrados, y sin espinas.
  3. Los pescados que se incluyan en el bol se deben marinar con soja, tamari (una salsa japonesa), sake, wasabi, jengibre, sésamo o limón exprimido, entre otros, pero nunca durante más de cinco minutos, pues la gracia del plato es que el pescado siga estando crudo. Esta es la principal diferencia con el sushi o sashimi, en los que el pescado se presenta sin ningún tratamiento previo.
  4. También se puede añadir al poké de manera opcional lo que podríamos llamar toppings, entre los que se encuentran los chips de raíz de loto, maíz, hojas de shiso, algas (wakame o nori), huevas de pescado, flores comestibles o cualquier fruta, como la granada, el mango o el rey de la cocina, el aguacate, las opciones son infinitas. El resultado será un bol lleno de colores y de sabor.
  5. Por último, solo quedaría darle el toque de los aliños y salsas, como el furikake, un condimento hecho con semillas de sésamo y algas y que es rico en umami, el conocido como quinto sabor.
Poké de atún
El ingrediente estrella es el pescado crudo en dados, que se suele marinar con diversas salsas.

Pokés a medida, también para vegetarianos

El poké también es un plato apto para los vegetarianos, siempre que se hagan unos pequeños cambios es sus ingredientes. Sustituir el pescado por tofu, aguacate o boniato cocido, entre otros, es una de las maneras de disfrutar de este plato de moda sin dejar a un lado los principios.

Pero ahí no acaba todo, y es que los restaurantes temáticos que rinden culto a este plato de influencia hawaiana y que han proliferado como setas por las principales ciudades de España, ya incluyen la opción del poké a medida, como en Tasty Poke Bar o en Aloha Poké, ambos en Madrid, donde puedes elegir la base y prácticamente todos los ingredientes del bol, así no hay duda de que será un acierto total.

Poké
Los vegetarianos pueden disfrutar de este plato cambiando el pescado por fruta o verduras.

Si te ha picado la curiosidad y eres de los que no le da reparo comerse el pescado casi de la mesa al plato –recuerda congelar primero el pescado para evitar la anisakiasis– te damos una sencilla receta para que puedas preparar tu propio poké en casa. Lánzate, deja volar tu imaginación más pokera y añade ingredientes a tu gusto para personalizarlo.

Receta

Receta casera de poké

Poké
Ingredientes (para 2 personas)
  • 120 g de arroz blanco redondo o especial para sushi
  • 200 g de atún claro fresco cortado en dados
  • 1 cucharada de semillas tostadas de sésamo
  • 1/2 cucharada de sal marina hawaiana, también se puede usar la sal del Himalaya o la común
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • ½ cucharada de ralladura de jengibre fresco
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo tostado
  • 1 aguacate
  • 100 g de alga wakame (al gusto)
Preparación:

El primer paso es cocer correctamente el arroz. Según Celia Farrar y Guy Jackson hay que lavarlo bien primero, introducirlo en el agua fría y ponerlo al fuego hasta que empiece a hervir, entonces hay que bajar el fuego y ponerle una tapa durante unos 15-20 minutos. Después se retirará de la fuente de calor y se dejará reposar 10 minutos en la olla y otros 10 en un cuenco. Será entonces cuando esté listo para crear la base de nuestro poké.

En otra fuente mezclaremos bien el aceite de sésamo tostado, la salsa de soja y el jengibre. Le añadiremos los dados de atún, la sal y las semillas de sésamo y lo dejaremos marinar unos cinco minutos.

En los boles repartiremos primero el arroz y por encima el atún, pelaremos y cortaremos en láminas el aguacate y colocaremos medio en cada plato. Por último, solo quedaría dar el toque final con el alga wakame.

Actualizado: 8 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD