PUBLICIDAD

Salud al día
Diverticulosis
La diverticulosis es una afección del intestino grueso muy común. Aunque suele ser asintomática, puede causar estreñimiento, fístulas, molestias abdominales… Una dieta sana y rica en fibra es la mejor prevención.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Causas de la diverticulosis

Aunque no existen unas causas de la diverticulosis del todo claras, se cree que los divertículos intestinales son el resultado de, al menos, la combinación de dos factores: por un lado, alteraciones de las fibras musculares del colon, y por otro las alteraciones de la motilidad o peristaltismo de éste. Esto produce un aumento de presión dentro del colon generando pequeñas hernias que son los divertículos.

Asimismo se ha postulado también que podría existir una deficiencia en la función de las fibras nerviosas del colon, provocando un mal funcionamiento de la musculatura que propulsa las heces, y por tanto generando debilidad en zonas del intestino por donde crecerán los divertículos.

Está demostrado que la aparición de los divertículos es más frecuente en países desarrollados, por lo que también se ha relacionado con la dieta. Un bajo contenido en fibra condiciona un retraso en los movimientos intestinales, así como un menor volumen de heces. De tal manera que en estos países el riesgo de aparición de diverticulosis es de un 50% más que en aquellos con dietas pobres en fibra. Por otro lado, es mucho menos común la diverticulosis en vegetarianos a diferencia de personas que consumen una alta proporción de carnes rojas y grasas en su dieta diaria.

Otras características de regiones industrializadas como la obesidad y el sedentarismo aumentan también el riesgo de diverticulosis. La edad no está claramente relacionada con la diverticulosis pues se presenta también en individuos de 50 años o menos; pero sí es cierto que los hombres tienden a tener más complicaciones (diverticulitis, perforaciones).

El hecho de que se produzca una deformación de la musculatura intestinal debido a la presión puede estar asociado a varias causas:

  • Pacientes con un cuadro previo de colon irritable: las personas que tienen antecedentes de padecer este trastorno son más propensas a desarrollar divertículos.
  • Una dieta inadecuada: la ingesta de fibra favorece la absorción de agua por parte de las heces, aumentando así su volumen y facilitando su expulsión. Para evacuar se necesitan movimientos del intestino que, además de ayudar a la salida de las heces, consiguen el fortalecimiento de la musculatura. En dietas bajas en fibras, aparte de producirse estreñimiento, las capas musculares se debilitan apareciendo la diverticulosis.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jesús Sanz, experto en espondilitis anquilosante

El reumatólogo Jesús Sanz nos habla de la espondilitis anquilosante, un problema que se origina en la columna.

Dr. Jesús Sanz

Dr. Jesús Sanz, reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro, experto en espondilitis anquilosante
“En la práctica clínica somos capaces de tener en remisión a casi el 50% de los pacientes con espondilitis anquilosante; no están curados, pero están perfectamente controlados, y pueden desarrollar una actividad normal en su vida diaria”

Salud en cifras

400
niños mueren cada día a causa del sarampión
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud’

PUBLICIDAD