Diverticulosis
La diverticulosis es una afección del intestino grueso muy común. Aunque suele ser asintomática, puede causar estreñimiento, fístulas, molestias abdominales… Una dieta sana y rica en fibra es la mejor prevención.

Prevención de la diverticulosis

Actualizado: 23 de septiembre de 2020

La mejor prevención de la diverticulosis es mantener una dieta equilibrada que incluya la suficiente cantidad de fibra (25 a 30 gramos diarios para un adulto). Algunos alimentos ricos en fibra son:

  • Frutas: como manzanas, melocotones, peras, plátanos y mandarinas.
  • Hortalizas: como brócoli, calabacín, zanahoria, guisantes, acelgas, coles de Bruselas, espinacas, espárragos, palmitos, tomates, patatas…
  • Legumbres: alubias, lentejas, garbanzos...
  • Alimentos integrales: pan, cereales, pasta, arroz…

En el caso en el que alguna situación no permita el consumo mínimo aconsejable de fibra a través de los alimentos que la contienen, existen suplementos de fibra, que también pueden aportar la cantidad necesaria.

Es aconsejable que las personas que hayan padecido ya una diverticulosis eviten la ingesta de nueces y de semillas.

La administración de fármacos que ayuden a formar el bolo fecal como el Plantago ovata puede ayudar a disminuir la presión dentro del colon y evitar la formación de los divertículos, junto con el resto de medidas mencionadas anteriormente.

Creado: 9 de diciembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD