Esclerosis lateral amiotrófica
Escrito por María Dolores Tuñón, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Aunque la ELA es una enfermedad incurable y fatal, en los últimos 20 años se han desarrollado nuevos fármacos y terapias que ralentizan su progresión, y mejoran la calidad de vida de los enfermos.

Esclerosis lateral amiotrófica

Qué es la esclerosis lateral amiotrófica y causas 

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad degenerativa que afecta a las neuronas motoras, encargadas de controlar el movimiento de los músculos voluntarios.

De todas las enfermedades de este tipo, la ELA es la más frecuente, su incidencia aproximada es tres de cada 100.000 personas al año, y afecta más a los varones, con una edad media de inicio de la enfermedad de unos 56 años. Solo en España se calcula que unas 2.500 personas están afectadas.

Existen dos formas: una familiar de origen hereditario (en el 10% de los casos); y una esporádica, que es la forma habitual de aparición (en el 90% de los casos), y ocurre de forma aleatoria y sin causa aparente.

Causas de la esclerosis lateral amiotrófica

La causa exacta de la enfermedad se desconoce, aunque se ha achacado a múltiples factores como el envejecimiento, alguna infección vírica, y la intoxicación por metales pesados (como el mercurio, cadmio, plomo y talio). Tan solo entre el 5% y el 10% de los casos de ELA parece deberse a causas hereditarias.

Actualmente existen dos hipótesis, que aún no se han demostrado, pero que cabe destacar como posibles causas:

  • Deficiencia de algún tipo de factor de crecimiento nervioso.
  • Exceso de un neurotransmisor, denominado glutamato, en el exterior de las células del sistema nervioso.
 
Actualizado: 04/09/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Francisco Arnalich

Experto en hipertensión

"La mortalidad cardiovascular se multiplica por más de cinco en el paciente hipertenso"

 

Uno de cada nueve hombres será diagnosticado de cáncer de próstata

El diagnóstico precoz de este tipo de cáncer es clave, porque si se detecta en las fases iniciales se cura en casi todos los pacientes, y es posible preservar la integridad del sistema urinario y de la función sexual.

Fuente: 'Cancer Research UK'

 

PUBLICIDAD