Faringitis
Escrito por María Dolores Tuñón, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
El tabaco, el alcohol y las comidas muy calientes pueden lesionar la mucosa faríngea y favorecer la aparición de faringitis, una afección frecuente que provoca dolor de garganta, molestias al deglutir y fiebre.

Prevención de la faringitis

En primer lugar, deben evitarse los agentes que pueden lesionar la mucosa faríngea, tales como el alcohol, el tabaco o las comidas muy calientes. Para prevenir la faringitis, es también muy importante el control adecuado de las enfermedades que pueden favorecer su aparición, como la diabetes mellitus, o las dislipemias.

Se debe limitar el contacto con las secreciones faríngeas mediante el uso de guantes por parte del dentista, lavado de manos, y evitando compartir tazas o utensilios para comer con personas enfermas.

Además, existe una vacuna para el virus de la gripe, que va a prevenir la infección por dicho virus. Tomar precauciones al mantener relaciones sexuales, será también muy importante para evitar la infección por gonorrea o sífilis.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 20/08/2012

ESPECIAL

Despeja
tu nariz

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

99% se han reducido los casos de polio en los últimos 25 años

Las campañas de vacunación han permitido que el 80% de la población mundial viva ya en zonas donde se ha erradicado la poliomielitis, una enfermedad que afecta sobre todo a niños menores de cinco años.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud'

 

PUBLICIDAD